Meng Wanzhou, Directora de Finanzas de Huawei, interpuso una demanda civil contra el Gobierno de Canadá, la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá y la Real Policía Montada de Canadá por abuso de autoridad.

Esta demanda fue impuesta por la CEO de Huawei ante el Tribunal Supremo de la Columbia Británica el viernes pasado por ser detenida y sometida a un interrogatorio antes de ser declarada bajo arresto.

Una demanda contra el Gobierno canadiense

Según la fuente, Meng menciona en la demanda que las autoridades no la arrestaron de inmediato, sino que la interrogaron diciéndole que era una “inspección de aduanas de rutina” y se aprovecharon de la situación para “presionarla y que entregara evidencias e información”.

En esta demanda, los abogados de Meng mencionan que los agentes de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá incautaron dos teléfonos personales, un iPad y una computadora personal de la CEO obteniendo el acceso a las contraseñas y a todo el contenido de manera ilegal, ya que no mencionaron la razón verdadera de su detención.

Violación de derechos

La hija del fundador de Huawei fue arrestada en Canadá por petición del Gobierno de los Estados Unidos el 1 de diciembre del 2018 en el aeropuerto de Vancouver, por mentirle a los bancos sobre las transacciones comerciales de su empresa con Irán.

Pero, no fue sino hasta tres horas después de su detención que los agentes le indicaron el motivo de su detención y que tenía derecho a un abogado. Ante esta situación, sus abogados mencionaron que los agentes sabían exactamente lo que estaban haciendo y que esto fue “un esfuerzo deliberado y premeditado” para obtener evidencia e información de la demandada, aún cuando se estaban violando sus derechos.

Este caso tiene que ver con un esfuerzo deliberado y premeditado por parte de los agentes demandados para obtener evidencia e información de la demandada de una manera en la que ellos sabían violaba gravemente los derechos de la demandada.

Un proceso que podría retrasarse

Hasta el momento, Meng se encuentra libre bajo fianza a la espera de su extradición que ahora con este proceso podría tardarse más de lo esperado. Por su parte, se espera que la ejecutiva se presente el miércoles ante el Tribunal Supremo para continuar con el proceso que según, Scott Bardsley un portavoz del Ministerio de Seguridad Pública, ha sido un proceso “legal justo, imparcial y transparente”.

Escribir un comentario