Riseofiron Es

Penang, uno de los estados más grandes de Malasia, está considerando el uso de la tecnología blockchain en las cadenas de suministros de productos agrícolas y alimentos, de acuerdo con un reporte del medio local The Star.

Según Sim Tze Tzin, primer ministro de agricultura e industrias agrícolas, la tecnología puede utilizarse para varias aplicaciones en la industria.

Por ejemplo, los clientes podrían rastrear los orígenes de un producto en particular al escanear un código. Adicionalmente, la industria puede advertir rápidamente a los consumidores acerca de brotes de enfermedades o situaciones similares.

El ministro también aseguró que la ventaja principal de utilizar tecnología blockchain en esa área es que la información almacenada en una red descentralizada no puede ser alterada. De esta forma, Sim considera que la tecnología blockchain servirá para mejorar la seguridad, reducir los costos operacionales y eliminar los intermediarios en el proceso.

No obstante, es importante señalar que el oficial no ofreció una fecha específica para el lanzamiento de la solución para las cadenas de suministros, ni reveló si la nación asiática trabajará en conjunto con startups blockchain o de criptomonedas para desarrollar el ecosistema descentralizado.

Por otra parte, recordemos que tanto Francia como China también están considerando implementar esta tecnología a un nivel de agricultura estatal.

Esta semana, el presidente francés, Emmanuel Macron, hizo un llamado para la unidad entre naciones europeas en la industria agrícola para contrarrestar la competencia de mercados globales en China, Rusia y los Estados Unidos.

Él mencionó la tecnología blockchain como una herramienta innovadora que podría permitirles a los traders alrededor de la Unión Europea trabajar de forma más transparente y efectiva.

Mientras tanto, el gobierno chino también emitió recientemente un documento titulado “Guiding Opinions on Rural Service Revitalization of Financial Services”, en el que se asevera que la tecnología blockchain podría ayudar al país a “mejorar la identificación, monitoreo, detección y niveles de desechos agrícolas”.