La Unión Europea (UE) considera que las principales plataformas de Internet y redes sociales no están haciendo lo suficiente para combatir la desinformación en línea. Así lo reveló la Comisión Europea en un segundo informe mensual, donde revela que Facebook, Twitter y Google están fallando en su tarea de analizar las ubicaciones de los anuncios en sus sitios, de cara a las próximas elecciones parlamentarias de la UE que se llevarán a cabo en mayo.

En este sentido, la Comisión aseguró que los gigantes de Internet no mostraron los resultados planteados para enero sobre la publicidad previa a los comicios electorales. A pesar de que Google ofreció información sobre las acciones que tomaría en enero para combatir este flagelo, no detalló la manera en que llevó a cabo su objetivo y hasta qué punto la desinformación y la publicidad engañosa fueron abordadas. Asimismo, los funcionarios dijeron:

Instamos a Facebook, Google y Twitter a hacer más en todos los estados miembros para ayudar a garantizar la integridad de las elecciones al Parlamento Europeo en mayo de 2019 (…) También alentamos a las plataformas a fortalecer su cooperación con los verificadores de hechos y los investigadores académicos para detectar campañas de desinformación y hacer que el contenido verificado sea más visible y generalizado.

El pasado mes de enero, la Comisión Europea comenzó a publicar informes mensuales sobre las acciones de las compañías de redes sociales e Internet para cumplir con sus promesas de combatir la desinformación del año pasado.

Máquinas cambiarán la forma de hacer publicidad en Facebook y Google

En el primer informe, Facebook fue el centro de las críticas, no solo por no informar sobre los resultados de sus esfuerzos, sino porque tampoco notificó la cantidad de cuentas falsas eliminadas de su red social que perjudicaban la política de la UE.

Además de la UE, los funcionarios del Gobierno de EE.UU continúan cuestionando el rol de las noticias falsas y la interferencia extranjera en los procesos electorales democráticos. En un artículo de opinión publicado en el medio británico The Guardian esta semana, un grupo de comisionados de la UE dijo que si no se observa un progreso de las compañías de redes sociales en su lucha contra la desinformación, se reservan la reconsideración de aplicar una regulación.

Más en TekCrispy