La representación semántica, entendida como el conocimiento que tenemos del mundo, es un componente fundamental de nuestra mente, y básicamente, en su conformación intervienen dos actores principales: el concepto concreto y el abstracto.

Lo concreto se refiere a las cosas que existen en la realidad y que se experimentan a través de los cinco sentidos, como animales, libros y alimentos. Lo abstracto no se experimenta a través de los sentidos y se relaciona a conceptos que se distinguen por tener cargas emocionales, por ejemplo, el amor o el miedo.

¿Te marean las curvas?, esta es la razón por la que sientes ese malestar

Si bien está claro que el procesamiento semántico de los conceptos concretos y abstractos involucra diferentes áreas del cerebro, no está del todo claro qué áreas del cerebro codifican los diferentes tipos de información.

Exploraciones cerebrales

Con esto en mente, la doctora María Montefinese, investigadora afiliada al Departamento de Psicología General de la Universidad de Padova, Italia, realizó una revisión en la que exploró las diferentes áreas del cerebro relacionadas al procesamiento de los conceptos concretos y abstractos.

La investigación esclarece como los conceptos concretos y abstractos se representan y son procesados en diferentes áreas del cerebro.

Para su revisión, la investigadora analizó tres estudios que identificaron y observaron regiones específicas del cerebro que organizan conceptos abstractos y concretos.

El primer estudio investigó dónde se almacenan las representaciones visuales y las características de los conceptos concretos en el cerebro, y si estos dos tipos de funciones están integrados y dónde.

Para este fin, durante el escaneo de resonancia magnética funcional, dieciséis anglo parlantes realizaron dos tareas de verificación de características en 40 conceptos concretos presentados visualmente en forma de palabras.

La primera tarea dirigió la atención al procesamiento de las características visuales de los conceptos (por ejemplo, ¿el objeto es esférico?); el segundo, se enfocó hacia el procesamiento de características semánticas más generales de los conceptos (por ejemplo, ¿está vivo?)

Los autores demostraron que solo la corteza perirrinal representaba las características conceptuales tanto visuales como semánticas, independientemente de si la tarea orientaba la atención hacia las características visuales o conceptuales.

Diferentes conceptos, diferentes áreas

El segundo estudio investigó qué información describía los conceptos abstractos en el cerebro y dónde se codificaba esta información.

Para ello, seis hablantes nativos chinos se inscribieron en un estudio de cuatro sesiones de resonancia magnética funcional, donde realizaron una tarea de juicio de familiaridad (es decir, decidir si la palabra es familiar o no) en palabras presentadas visualmente que denotaban 360 conceptos abstractos.

Las neuroimágenes recopiladas en los estudios fueron cruciales para los hallazgos.

Al utilizar el mismo enfoque analítico utilizado en el primer estudio, los investigadores encontraron que el procesamiento de los conceptos abstractos mostraba un correlación significativa con una red que incluye la porción triangular izquierda del giro frontal inferior (IFG), el surco intraparietal, el giro temporal inferior, el giro temporal medio posterior y el giro supramarginal.

El tercer estudio incluyó conceptos tanto abstractos como concretos. Al hacer esto, los investigadores se propusieron desentrañar el papel del IFG de izquierda en la representación semántica de conceptos abstractos, mediante la comparación directa de estos conceptos.

Para el estudio, veintisiete hablantes nativos de italiano realizaron una tarea de decisión léxica (es decir, para decidir si una cadena de letras es una palabra o no) en 70 palabras (35 abstractas y 35 concretas) y 70 pseudopalabras.

¿Por qué escuchar música triste nos hace sentir mejor?

Los resultados mostraron un papel crucial del IFG izquierdo para las palabras con poca capacidad de visualización y disponibilidad contextual, así como en la representación semántica de conceptos abstractos.

En referencia los resultados de estos estudios, la doctora Montefinese concluyó expresando que los hallazgos aportan nueva información que esclarece como los conceptos concretos y abstractos se representan en diferentes áreas del cerebro.

Referencia: Semantic representation of abstract and concrete words: a mini-review of neural evidence. Journal of Neurophysiology, 2019. https://doi.org/10.1152/jn.00065.2019

Más en TekCrispy