A finales del año pasado, la directora de finanzas de Huawei, Meng Wanzhou, fue arrestada en la ciudad de Vancouver, Canadá, por supuestamente haber violado las sanciones comerciales de EE.UU contra Irán.

El día de hoy, el Departamento de Justicia canadiense anunció que considera ‘suficiente’ la evidencia proporcionada por EE.UU sobre el caso para avanzar en el proceso de extradición hacia ese país. La decisión emitida hoy será presentada ante un juez, quien finalmente determinará si la ejecutiva será extraditada o no.

Además de las acusaciones de violación de las sanciones de EE.UU contra Irán, Meng fue acusada de fraude. Al parecer, la ejecutiva trabajó en la junta directiva de una compañía llamada Skycom que sostuvo relaciones comerciales con Irán entre el año 2009 y el 2014. En otro caso similar, Huawei fue acusada de robo de propiedad intelectual de ‘Tappy’, un robot de prueba desarrollado por la firma T-Mobile.

Actualmente, la compañía china es el centro de un intenso escrutinio por parte del gobierno estadounidense. Las agencias de inteligencia a la orden de Washington han catalogado a Huawei como una amenaza para la seguridad nacional, mientras se espera que el mandatario Donald Trump emita una orden para limitar la venta de la tecnología 5G del fabricante dentro del país.

Huawei niega que esté planeando lanzar un reemplazo de Android el próximo mes

Por su parte, Huawei ha negado cualquier vínculo con el gobierno chino para labores de espionaje. De hecho, su CEO, Guo Ping, aprovechó el escenario de la Mobile World Congress de este año para dar a conocer la posición de la compañía frente a las acusaciones de espionaje chino.

En este sentido, Ping dijo el martes pasado que la administración Trump no tiene ninguna prueba para realizar tales afirmaciones, y aseguró que EE.UU se está ‘quedando atrás’ con respecto a la tecnología 5G, por lo que necesita de las redes potentes e inteligentes que su compañía desarrolla para mantenerse al día.

Más en TekCrispy