Tras tener que cancelar una multa de 5,7 millones de dólares por haber obtenido datos de menores de 13 años sin el consentimiento de sus padres, TikTok implementó como medida preventiva la eliminación de cuentas de aquellos usuarios que afirmaban tener más de 13 años, pero al momento de verificar su fecha de nacimiento, se demostró lo contrario.

La app de videos cortos –anteriormente conocida como Musical.ly– tuvo que aplicar esta solución para cumplir con la ley de Protección de la Privacidad en Línea de los Niños, o COPPA por sus siglas en inglés, que establece que, para acceder a cualquier aplicación o sitio web, los menores de 13 años deben obtener permiso de sus padres. En casos generales, para saltarse el permiso, las redes sociales imponen un límite de uso para mayores de 13 años.

Sin embargo, aunque esta es la solución general, actualmente resulta difícil saber con certeza que un niño es, en efecto, mayor de 13 años o que tiene el permiso de sus padres. Casos como este ya han aflorado en el pasado, como ocurrió con la aplicación Messenger Kids, en el que los padres exigieron a Facebook tener un control más fuerte para evitar que los chicos ingresaran a Facebook mintiendo con respecto a su edad.

Aunque TikTok tuvo buenas intenciones al eliminar las cuentas, varios usuarios que sí son mayores de 13 años se vieron afectados porque la compañía borró sus videos y cuentas, aparentemente por haber escrito su fecha de nacimiento de la manera incorrecta. Para solucionarlo, TikTok expresó en Twitter que todos esos usuarios debían reportar el problema y enviar por correo una copia de su documento de identificación para comprobar que son mayores de 13 años.

Y con respecto a los videos eliminados, al reestablecer la cuenta borrada por error, los videos no aparecen. Para recuperarlos, se deben descargar los videos que TikTok incluye en un correo y luego subirlos nuevamente.