Mineros de criptomonedas han generado más de 300 millones de dólares producto de la minería de bloques vacíos en detrimento de sus propias redes, si bien esta práctica ha disminuido lentamente.

De acuerdo con la empresa de investigación blockchain Diar, las ganancias provenientes de la minería de bloques vacíos ya superaron los 330 millones de dólares. En total, mineros han generado más de 21 millardos de dólares desde el inicio de cada blockchain, con el Bitcoin (BTC) llevándose más de la mitad de ese monto. Sobre esto, el reporte reza:

“A pesar de un declive anual en el número de bloques vacíos resueltos para Bitcoin, los mineros ahora exceden los 100 millones de ganancias desde 2012 al no proveer ningún valor real a la red”.

Según el reporte, el número de bloques vacíos minados a través del espacio de las criptomonedas se ha dividido a la mitad desde 2016 y cayó alrededor del 20% en 2018 si se compara con 2017.

En total, Litecoin ha entregado recompensas de 125 millones de dólares por resolver bloques vacíos, mientras que Ethereum entregó recompensas por 113 millones, y Bitcoin sigue el ranking con poco más de 100 millones.

Asimismo, los mineros de Ethereum generaron más de 67 millones de dólares provenientes de bloques vacíos en 2017, cuando los precios de la mayoría de las criptomonedas llegaron a nuevos altos históricos. Esto, de acuerdo con Diar, es “por lejos la mayor recompensa para un año entero a través de todas las redes blockchain”. Desde entonces, el número de bloques vacío de Etherum ha disminuido hasta 95%.

El reporte sugiere que estas cifras son sumamente alarmantes, pues esencialmente, los mineros han obtenido alrededor de 5 millones de dólares al mes haciendo literalmente nada.

“El valor de las recompensas de minería de bloques vacíos debería encender las alarmas en la comunidad, pues las ganancias a través de las redes principales le han generado a los mineros 335 millones de dólares, el equivalente a 5 millones al mes gracias al ‘Proof-of-Nothing’”.

Las redes blockchain basadas en PoW recompensan a los mineros con un monto específico de criptomonedas por bloque minado, además de las comisiones incluidas en las transacciones de dicho bloque.