Lime ha anunciado que procederá con la implementación de ciertas actualizaciones en el firmware de su flota de scooters eléctricos, tras descubrir un error que “podría causar un frenado repentino y excesivo”.

Siguiendo con lo comunicado por la compañía en una publicación en su blog, por medio un análisis extenso por parte del equipo interno y expertos externos se dio con el diagnóstico dentro un entorno controlado, lo que quiere decir que nadie resultó herido como parte de estas pruebas.

El análisis determinó que ocasiones extraordinarias los scooters realizaban una fuerza de frenado excesiva en la rueda del frente, aunque si bien es poco frecuente, la seguridad de los usuarios es importante para Lime, por lo que solucionarlo es prioridad.

Como parte de los resultados del análisis, la compañía notó que el problema afectó el 0,0045% de los viajes, si bien este no es un número alarmante, Lime también se aseguró de confirmar que ciertos usuarios habían resultado heridos con moretones y pequeños golpes, pero también afirmaron que para ellos “cualquier lesión es demasiado”.

Lime se asegura de mostrarse como una compañía para la que el aspecto de seguridad es más que primordial, por lo que extendieron la orden de actualización para cada uno de los scooters eléctricos que se encuentra en el merca y afirman que se “completará en breve”.

Intel presenta la segunda generación de sus procesadores escalables Xeon

Por otro lado, la compañía recomienda a sus compradores que realicen una inspección visual del scooter para así asegurarse, en la medida de lo posible, de que es un hardware que se encuentra en buenas condiciones. De ser lo contrario, el usuario debe sentirse en total confianza de informarlo al servicio al cliente.

Asimismo, Lime recomiendo no exceder los límites de velocidad cuando el camino se encuentre cuesta abajo, ya que la mayoría de los accidentes se han presentado en ocasiones como esas. Sin embargo, algunos países no se mostraron conformes con la solución expuesta por la compañía, por ejemplo, en Nueva Zelanda, los consejos prohibieron el uso de los scooters por preocupaciones en cuanto a la seguridad de sus ciudadanos. De acuerdo con el New Zealand Herald, desde la llegada de los scooters eléctricos al país (2018) se han reportado 1.300 lesiones, por lo que es entendible la preocupación.

Más en TekCrispy