Las distribuciones de tamaño de las gotas de lluvia (DSD, por sus siglas en inglés) son una característica importante de los procesos microfísicos de lluvia. Mediante el uso de observaciones de instrumentos avanzados, las DSD se han estudiado a nivel mundial.

En correspondencia con diferentes tipos de lluvia y ubicaciones climáticas, se sabe que las DSD varían espacial y temporalmente en todo el mundo. Este conocimiento no solo es importante para mejorar la precisión de la estimación de precipitación cuantitativa, sino que también es muy útil en muchos campos relacionados con la comunicación por microondas, la detección remota por radar y satélite, así como para estimar la erosión del suelo y parametrizar de modelos numéricos de predicción del tiempo.

Así afecta el sonido de la lluvia a los murciélagos

Variaciones estacionales

A pesar de su relevancia, las variaciones estacionales de las DSD han recibido una investigación limitada y siguen siendo desconocidas en China, principalmente por la falta de mediciones a largo plazo por parte de los disdrómetros (instrumentos que miden el tamaño y la velocidad de las gotas de lluvia) de alta precisión.

El análisis de los datos reveló que verano tiene la tasa de lluvia promedio más alta entre las cuatro estaciones.

En un esfuerzo por revertir esta carencia de información, un equipo de investigadores de la Universidad Nanjing, en China, realizó un estudio que muestra que las características de la distribución de tamaño de las gotas de lluvia varían en las diferentes estaciones y tipos de lluvia.

Para investigar las variaciones estacionales de las DSD en China Oriental, el equipo de investigadores recopiló datos en la cuenca del río Yangtze-Huaihe desde mayo del año 2014 hasta junio de 2016.

Los datos sobre las variaciones estacionales de la microfísica de precipitaciones en China Oriental, se obtuvieron en base a los registros recopilados por un disdrómetro de video bidimensional y un micro radar de lluvia que apunta verticalmente.

El análisis de estos datos reveló que la lluvia de verano está dominada por la lluvia convectiva (77,5 %), mientras que en las otras estaciones, la contribución de la lluvia estratiforme a la cantidad de lluvia es igual, o incluso mayor que la de la lluvia convectiva.

Concentración de gotas

Durante el verano, el diámetro de gota relativamente más grande y la mayor concentración de gotas de lluvia, dan como resultado la tasa de lluvia promedio más alta entre las cuatro estaciones, seguidas de la primavera y el otoño; la precipitación de invierno se caracteriza por la concentración de gotas de lluvia más baja, por lo que consecuentemente, tiene la tasa de lluvia promedio más baja.

La investigación reveló las características de la distribución de tamaño de las gotas de lluvia en las diferentes estaciones.

En general, la lluvia convectiva presenta un carácter marítimo, con altas concentraciones de pequeñas gotas durante todo el año.

Los rayos sí pueden caer dos veces en el mismo lugar, esta es la razón

En referencia a los hallazgos, el investigador Kun Zhao, profesor en la Escuela de Ciencias Atmosféricas de la Universidad de Nanjing y coautor del estudio, concluyó expresando:

“Estas nuevas relaciones derivadas ciertamente tienen el potencial de mejorar la precisión de la estimación de la energía cinética de la lluvia, la recuperación de las DSD y la estimación de la precipitación cuantitativa en esta región específica.”

Referencia: Seasonal Variations of Observed Raindrop Size Distribution in East China. Advances in Atmospheric Sciences, 2019. https://doi.org/10.1007/s00376-018-8107-5

Más en TekCrispy