Es bien sabido cómo lo excesivamente demandante que puede ser nuestro mundo moderno conlleva a importantes consecuencias para la salud. Al respecto, se ha demostrado que las largas jornadas laborales y la ausencia de descansos pueden afectar nuestra salud, tanto física como mental.

Sin embargo, de acuerdo a los resultados de un estudio reciente, las mujeres pueden ser más vulnerables a la depresión en atención a la sobre-exigencia laboral. Esto sin contar las responsabilidades que las mujeres se ven obligadas a cumplir en su hogar, luego de trabajar.

Pruebas de embarazo caseras también pueden arrojar "falsos negativos"

Jornadas laborales largas aumentan el riesgo de las mujeres de sufrir depresión

Para nadie es un secreto que trabajar demasiado afecta el bienestar y la calidad de vida. No obstante, siguiendo los resultados de una investigación, las largas jornadas laborales afectan a hombres y mujeres de forma distinta.

Para llegar a esta conclusión, un equipo de investigadores analizó una base de datos procedente del Estudio Longitudinal de Hogares del Reino Unido, en el que se contempla información de 11.215 hombres y 12.118 mujeres. De esta forma, se observó que los hombres tienden a trabajar más tiempo que las mujeres; específicamente, se encontró que más de la mitad de los hombres trabajaban entre 35 y 40 horas semanales como parte de su jornada laboral regular.

Por su parte, menos del 25% de las mujeres de la muestra trabajaban esta cantidad de tiempo. Más bien, la mitad de las participantes trabajaba a tiempo parcial. No obstante, no se encontraron asociaciones entre el tiempo trabajado por los hombres y la presencia de síntomas depresivos.

Por otro lado, las mujeres que trabajaban largas jornadas laborales tenían probabilidades significativamente superiores de desarrollar un cuadro depresivo. En la misma línea, se encontró que las mujeres con hijos tenían más probabilidades de elegir empleos a tiempo parcial, independientemente de sus aspiraciones profesionales y económicas, mientras que los hombres, con hijos y sin hijos, tendían a escoger trabajos a tiempo completo.

¿Por qué las largas jornadas laborales afectan más a las mujeres?

Además de tener que cumplir con sus responsabilidades laborales, muchas mujeres se ven obligadas a cumplir con la mayoría de las responsabilidades en su hogar.

Al analizar los resultados en profundidad, los investigadores notaron que más de dos tercios de los hombres y 50% de las mujeres trabajaban los fines de semana. Sin embargo, esta situación se asoció a diferentes efectos sobre el bienestar de los hombres dependiendo de otros factores.

A grandes rasgos, para los hombres, trabajar los fines de semana disminuía su calidad de vida si su empleo se caracterizaba por tener malas condiciones en lo que al ámbito psicosocial se refiere; esto incluye la remuneración, los periodos de descanso, entre otros factores. Todo ello se asociaba a una mayor probabilidad de sufrir depresión.

Sin embargo, si las condiciones laborales eran favorables, este efecto no se hacía presente. En comparación, las mujeres que trabajaban largas jornadas mostraron mayores probabilidades de desarrollar un cuadro depresivo de forma consistente.

De acuerdo a los investigadores, esto podría explicarse en atención a participar en una industria dominada por los hombres, las altas demandas percibidas y sueldos bajos. Asimismo, se plantea que gran parte de las responsabilidades del hogar, que tradicionalmente recaen sobre la mujer, podrían tener algo que ver con los resultados.

Algunas mujeres podrían ser más susceptibles al trastorno de estrés postraumático que otras

Por ejemplo, labores como cuidar a los hijos, realizar la limpieza y cocinar, son actividades que, por lo general, no se contabilizan como parte de las jornadas laborales. Sin embargo, estas tareas se asocian a altas cuotas de agotamiento físico y mental.

En atención a esto, los investigadores recomiendan tomar en cuenta estos factores en estudios futuros, a fin de ampliar la línea de investigación.

Referencia: Long work hours, weekend working and depressive symptoms in men and women: findings from a UK population-based study, (2019). http://dx.doi.org/10.1136/jech-2018-211309

Más en TekCrispy