Muchas de las tecnologías que hemos visto durante los últimos días en la MWC 2019 son bastante impresionantes, sin embargo, Energizer ha superado las expectativas al sorprender a los asistentes con un nuevo smartphone que cuenta con una enorme batería de 18,000 mAh que promete hasta 50 días de autonomía.

Más que un smartphone, el Power Max P18K luce como un banco de carga con una pantalla LCD de 6.2 pulgadas en su parte posterior. Energizer asegura que los usuarios podrán ver videos durante al menos dos días luego de haber cargado el dispositivo. Asimismo, su batería alimenta hasta 90 horas de llamadas de voz y 100 horas de música. En modo ‘espera’, este móvil funcionará hasta por 50 días.

Sin embargo, su principal característica no es su batería, ya que también cuenta con una cámara emergente y ciertas especificaciones de hardware que lo convierten en un móvil más que aceptable.

En este sentido, el Power Max P18K cuenta con un procesador MediaTek Hello P70 de 12 nanómetros (nm) octa-core, 6 GB de memoria RAM, tres cámaras en la parte trasera, una cámara delantera de doble lente y doble ranura para tarjeta SIM. Una de estas ranuras puede utilizarse para introducir una memoria microSD. El smartphone no cuenta con conector para auriculares y no es resistente al agua, lo que limita un poco su nivel de competitividad con otros smartphones de gama media.

Sony presenta patente para smartphone plegable con tres sensores

Finalmente, el nuevo smartphone de Energizer integra una función de carga inalámbrica inversa, que sirve como banco de poder para cargar otros dispositivos más delgados. De momento, solo queda esperar que esto no sea un conejillo de indias de la compañía y no acabe explotando como el Note 7. No imaginamos lo que ocurriría si un móvil de este tamaño explota.

En caso de que los bolsillos de los usuarios sean lo suficientemente amplios para llevar el Power Max P18K, el próximo mes de junio se hará efectivo su lanzamiento.

Más en TekCrispy