El Banco Central de Ucrania completó un esquema piloto para su propia divisa digital nacional, el e-hryvnia, de acuerdo con un reporte del medio local Interfax Ukraine.

El Banco Nacional de Ucrania (NBU), que ha estado considerando el concepto de la divisa digital por al menos un año, empezó una prueba piloto en diciembre de 2018, reveló Aleksandr Yablunivskiy, jefe del departamento de innovación, redes y crecimiento. Sobre esto, comentó:

“Al final del año pasado empezamos un piloto práctico, un instrumento lanzado por los empleados del NBU bajo la metodología actual que sirva para evaluar los aspectos prácticos de uso y la habilidad del banco central para realizar proyectos futuros, así como recibir retroalimentación de sus usuarios”.

Actualmente Ucrania depende en gran medida de pagos en efectivos, algo que el gobierno está determinado a cambiar, según se puede inferir de los anuncios acerca del esquema del e-hryvnia.

Los legisladores ucranianos continúan esforzándose para crear una legislación adecuada para cubrir el mercado más amplio de las criptomonedas, pero esto ha tenido opiniones encontradas en el seno de las instituciones.

Ahora, el banco considerará el siguiente paso a tomar conforme analiza el resultado de las pruebas pilotos, añadió Yablunivskiy:

“Incluso podemos decir que nos hemos adelantado a líderes mundiales, considerando que dimos un paso al frente para conducir investigaciones prácticas”.

No obstante, Yablunivskiy aseguró que el e-hryvnia no debería confundirse con una criptomoneda:

“No estamos hablando de una criptomoneda, sino de una divisa digital emitida por un banco central. Esto puede implementarse con la tecnología de un registro centralizado y también con uno descentralizado”.

Recordemos que en enero de 2018, el NBU anunció que consideraba la versión digital de su moneda fiduciaria, si bien no sería basada en tecnología blockchain.

Varios factores influyen en los deseos de los estados por emitir versiones digitales de su moneda fiduciaria. El controversial Petro venezolano, por ejemplo, se creó en aras de sortear las sanciones impuestas por el gobierno estadounidense.