Intel ha anunciado nuevas asociaciones y chips basados en la tecnología 5G en su conferencia de este lunes en la Mobile World Congress (MWC). Con esta presentación, la compañía espera persuadir a los inversionistas de que la gran cantidad de recursos que ha desplegado en investigación y desarrollo de redes 5G vale la pena.

Actualmente, el cliente más importante del fabricante es Apple, cuyos dispositivos móviles incorporan los módems de Intel para posibilitar las conexiones de datos. Sin embargo, Intel está bajo el acecho de sus competidores Qualcomm y MediaTek, por lo que no genera tantos ingresos por ventas como sí ocurre en su negocio de procesadores para ordenadores y centros de datos.

Según Bob Swan, CEO de Intel, el futuro de la compañía en el mercado de la tecnología 5G será mucho más promisorio este año y en 2021 de lo que alguna vez han sido las redes 4G. En este sentido, la compañía planea ampliar su alcance mucho más allá de los fabricantes de smartphones.

A través de un comunicado de prensa, la compañía anunció sus planes de vender módems a los fabricantes de coches conectados, así como también a compañías que se dedican a la fabricación de dispositivos industriales del Internet de las Cosas (IoT). Intel también reveló sus planes de lanzar nuevos chips ‘programables’ que forman parte de la adquisición de la firma Altera en 2016. Con respecto a la confianza de los inversionistas que Intel espera recuperar, Swan dijo:

Donde los inversionistas han estado más ansiosos es que nos estamos recuperando por un tiempo. Ponernos al día, en sus mentes, significa no ganar dinero (…) Ahora estamos en una etapa en la que creemos que tenemos productos que son tan buenos como cualquiera en la industria a medida que avanzamos hacia la tecnología 5G.

En su presentación de hoy, Intel reveló un acuerdo con fabricantes de equipos de red como Arcadyan Technology y Fibocom para que incluyan en sus módulos los módems 5G del fabricante. En el caso de los chips programables de Intel, la compañía dijo que estos nuevos modelos competirán con los productos de Xilinx, una firma en ascenso en el mercado de las redes 5G.

Finalmente, Intel dijo que esperaba vender versiones 5G de sus procesadores más emblemáticos, lo que hará posible una mejor conectividad móvil en redes centrales. Además, el fabricante informó sobre nuevos acuerdos con ZTE y Ericsson para llevar sus chips 5G a sus nuevos dispositivos.