Con motivo de la Mobile World Congress (MWC) que se lleva a cabo esta semana en Barcelona, España, el fabricante de móviles Huawei ha presentado oficialmente su primer smartphone plegable, el Mate X.

Luego de que Samsung presentó su Galaxy Fold la semana pasada, Huawei ha demostrado con esta presentación que la lucha por la supremacía de la tecnología plegable apenas comienza. Aunque los corresponsables de los principales medios de tecnología del mundo no pudieron tocar el Mate X, la compañía mostró y detalló todas sus características en la conferencia.

Pantalla plegable única

A diferencia del móvil plegable de Samsung que cuenta con 3 pantallas, el Huawei Mate X dispone de una pantalla única. El concepto a nivel de diseño es básicamente el mismo: un móvil ‘normal’ cuando está plegado que luego se convierte en una tableta cuando se despliega.

Sin embargo, el smartphone de Huawei se dobla hacia afuera, por lo que al estar doblado, la parte trasera y delantera son pantalla. Evidentemente, este diseño ‘todo pantalla’ expone mucho más el móvil a posibles daños y lo hace más frágil.

 

Huawei explicó que cuando el móvil se utiliza con la pantalla plegada, su parte trasera se apaga, es decir, la mitad de la pantalla. Luego, al desplegarlo totalmente, la pantalla inactiva se enciende de manera automática y la interfaz del dispositivo se adapta para su uso completo.

El Huawei Mate X no cuenta con una muesca y los marcos son casi inexistentes, lo que nos lleva a preguntarnos, ¿dónde están las cámaras? Pues bien, en uno de los laterales del móvil Huawei ha dispuesto los principales botones, sus cámaras y el sensor de huellas.

La compañía explicó además que este nuevo diseño, llamado Falcon Wing, cuenta con un novedoso sistema para doblar la pantalla que reduce al mínimo el grosor del espacio interno sin forzar la pantalla.

El único panel plegable de este móvil es de 8 pulgadas, tecnología OLED, y resolución de 2,480 x 2,200 píxeles. Al estar doblado, la pantalla delantera es de 6.6 pulgadas y resolución de 2,480 x 1,148 píxeles; mientras que la pantalla posterior cuenta con 6.38 pulgadas y 2,480 x 892 píxeles de resolución.

Hardware

El nuevo Mate X de Huawei integra un chip Kirin 980 de 7 nanómetros (nm), acompañado del módem Balom 5000, especial para redes 5G. Asimismo, el dispositivo cuenta con soporte para Dual SIM, con una de las ranuras habilitadas para admitir NM Card, el sistema de almacenamiento externo de Huawei.

Con respecto al apartado fotográfico, la compañía no ofreció detalles sobre las cámaras, aunque presumiblemente integre las mismas del Huawei Mate 20 Pro. En el caso de la batería y capacidad de carga, el Mate X cuenta con una batería doble de 4,500 mAh, con un sistema de carga rápida de 55W que permitirá cargar el móvil hasta un 85 por ciento en 30 minutos.

Precio y disponibilidad

Este smartphone se lanzará en una única versión de 8 GB de RAM y 512 GB de almacenamiento. El color elegido por Huawei es el Interstellar Blue, sin embargo, se espera que la compañía presente nuevos colores cuando el móvil llegue finalmente al mercado a mitad de este año.

Si a muchos les cuesta creer que alguien pagará US$ 1,980 por el Galaxy Fold de Samsung, los US$ 2,600 que costará el Mate X lo convierten en un smartphone de lujo que pocos se darán el lujo de tener.