La policía de Nueva Zelanda ha devuelto el edificio en el que se ubican las oficinas de Cryptopia, un exchange de criptomonedas local que sufrió un ataque informático recientemente, y les han concedido el permiso de reanudar sus actividades. Sin embargo, un miembro del equipo de la compañía habría informado que aún no se encuentran en condiciones de reiniciar sus funciones, en un mensaje enviado a través del canal oficial Discord el domingo 24 de febrero.

El pasado 13 de febrero, informamos que el inspector Greg Murton afirmó que ya la compañía no tenía ninguna restricción policial para continuar con sus operaciones, aunque no se brindaron detalles sobre la cantidad de dinero que había sido robada.

En este mismo orden de ideas, el mensaje enviado por un administrador del canal Cryptopia Discord reveló que a pesar de que ya las autoridades policiales de Nueva Zelanda no prohíben el ejercicio de sus funciones como exchange de criptomonedas en el país, la compañía no planea iniciar de manera inmediata:

“Si bien la declaración de la Policía de que ya no está restringiendo nuestro retorno a las operaciones y el comercio, sería extremadamente imprudente que hagamos esto hasta que podamos identificar completamente las pérdidas y garantizar que el saldo sea absolutamente seguro”.

Según el comunicado, sería imprudente que la empresa comenzará a intercambiar criptomonedas sin haber identificado por completo las pérdidas suscitadas en el ataque a su plataforma a principios de año. Este se inició el 15 de enero y se mantuvo durante dos semanas aproximadamente, retirando fondos en Ethereum (ETH) de decenas de miles de billeteras de usuarios registrados en Cryptopia.

Luego de ello, la policía del país inició una investigación en conjunto con la policía internacional para rastrear a los responsables, catalogando dicho caso como “complejo”. Sin embargo, a principios de febrero las autoridades informaron que se habían registrado progresos importantes, lo que se evidenció en la liberación de los locales de la compañía para continuar con sus operaciones.

Escribir un comentario