El banco Frick, con sede en Liechtenstein, está lanzando una filial de la plataforma de negociación de criptomoneda institucional, DLT Markets, según informó la prensa local.

De acuerdo con el anuncio del banco, DLT Markets proporcionará a los inversores institucionales “un acceso multi-Exchange totalmente regulado y seguro a la clase de activos de token digital“. Al respecto, Edi Wögerer, el CEO del banco Frick, declaró que: “Con nuestra escisión, estamos ofreciendo a los clientes institucionales una combinación única de una empresa de tecnología financiera y un banco regulado por la UE [.]

Según informa el comunicado de prensa, Roger Wurzel, quien anteriormente trabajó en desarrollo de negocios en el banco, fue nombrado CEO de la nueva filial. Por otro lado, el anterior desarrollador del proyecto blockchain del banco y co-fundador de la empresa de contabilidad basada en la nube Styxchange será responsable del desarrollo comercial en DLT Markets.

El banco Frick fue fundado en 1998 y es propiedad mayoritaria de la Fundación de la Familia Kuno Frick. El banco reportó una ganancia neta de 6.3 millones de francos suizos (aproximadamente $ 6.3 millones) en 2017 y 3.2 millones de francos (aproximadamente $ 3.2 millones) en el 2018.

Liechtenstein, oficialmente llamado Principado de Liechtenstein, es un país soberano entroeuropeo sin litoral cuya forma de gobierno es la monarquía constitucional. El principado es conocido por ser considerado un paraíso fiscal. Estos bajos impuestos han permitido que las empresas relacionadas con la tecnología blockchain y las criptomonedas siguen proliferando en la región a pesar de la tendencia bajista del mercado.

Incluso el Exchange de criptomonedas Binance creó una plataforma de trading fiat-cripto en el país llamada Binance LCX. Además, el gobierno de Liechtenstein ha sido bastante activo en el apoyo a las industrias nacientes de tecnología blockchain e industria de criptomonedas. Hasta el Príncipe Heredero de Liechtenstein Alois Philipp Maria, esté considerando invertir parte de su fortuna de $5 mil millones de dólares en criptomonedas.