El Samsung Galaxy S10+ acaba de pasar por su primer DxOMark y los resultados alentadores dan a entender que la cámara frontal del dispositivo no tiene nada que envidiar a la competencia.

El benchmark dedicado a testear las propiedades fotográficas de los smartphones, DxOMark y el Galaxy S10+ ahora encabeza la lista de terminales con mejor cámara junto al Huawei Mate 20 Pro.

Los resultados de DxOMark revelaron una puntuación muy alta en el test de cámara frontal de 101 en la prueba de fotografía y 88 en el test de video, y en el apartado general un promedio de 109. Si bien no superó al buque insignia de Huawei, se demostró que el S10+ y su cámara frontal con doble lente no dejará a sus usuarios insatisfechos con sus selfies.

Test de Selfie: 96

El Samsung Galaxy S10+ se ubica en los terminales con la cámara de selfie de doble lente más poderosa en el mercado actualmente y así lo demostraron las pruebas recientes.

De acuerdo con DxOMark, la configuración de doble lente de la cámara frontal llega con un sensor de 10Mp y otro de 8Mp.

El sensor principal cuenta con distancia focal de 25mm y apertura f/1.9. La configuración predeterminada de la cámara es de 6.5Mp equivalente a un campo de visión de 35mm.

El sensor secundario de 8Mp proporciona un resultado eficiente al aplicar el efecto bokeh. Los especialistas aseguran que este componente es uno de los más óptimos en cuanto a resolución, exposición y color.

Como podemos ver en la foto de ejemplo y basándonos en la descripción resumida de DxOMark, la cámara cuenta con un balance de blancos perfecto, que se nota en fotografías en diferentes tonos de piel, donde la tez la persona luce natural.

En cuanto al modo retrato, los especialistas describen un efecto bokeh realista.

Para las calificaciones y el análisis en nuestras revisiones de la cámara frontal del smartphone los ingenieros de DxOMark capturan y evalúan más de 1500 imágenes de prueba y más de 2 horas de video, tanto en entornos de laboratorio controlados como en escenarios naturales interiores y exteriores, utilizando la configuración predeterminada de la cámara.

En cuanto al test de video, los resultados revelaron estabilización óptima, un equilibrio entre ruido y textura eficientes y buenos resultados en grabaciones con luz brillante.

Sin duda un componente eficiente que agrega un plus al dispositivo de Samsung que desde su lanzamiento no ha dejado de sorprender.