La función de las rayas de las cebras ha sido una fuente de debate científico durante más de 150 años. Se ha especulado que la razón de este llamativo patrón blanquinegro es evitar a los depredadores, regular la temperatura corporal o que tienen un trasfondo social.

A fin de esclarecer la desconcertante razón de las franjas de las cebras, un equipo de investigadores de la Universidad de Bristol, realizó un estudio cuyos resultados sugieren que el propósito principal de estas bandas es evitar el enfoque visual de los insectos chupadores de sangre.

Interrumpir el sistema visual

Para el estudio, los científicos observaron el comportamiento de los tábanos, (moscas del caballo) alrededor de cebras en cautiverio y caballos domésticos, utilizando diversas técnicas de análisis de video.

Para confirmar los resultados, los investigadores colocaron abrigos con franjas de cebra sobre los caballos.

Los análisis mostraron que desde la distancia las rayas no disuaden a las moscas, ya que los insectos rondaron tanto a las cebras como a los caballos, como lo harían típicamente.

Sin embargo, los investigadores pudieron observar disparidades en la velocidad de aproximación de las moscas, evidenciando que los insectos que se acercaban a las cebras eran incapaces de desacelerar, lo que es fundamental para lograr un aterrizaje exitoso sobre el cuerpo del animal.

Los investigadores explicaron que la presencia de las rayas en el cuerpo de las cebras interrumpe el sistema visual de las moscas durante el acercamiento.

Al respecto, el investigador Martin How, catedrático en la Escuela de Ciencias Biológicas de la Universidad de Bristol y autor principal del estudio, manifestó:

“Las moscas parecen simplemente volar sobre las rayas de cebra o chocar contra ellas, pero esto no sucedió con los caballos. En consecuencia, las cebras experimentaron menos aterrizajes exitosos de las moscas que los caballos”.

Esta capacidad reducida para aterrizar en el pelaje de las cebras puede deberse a que las rayas interrumpen el sistema visual de las moscas durante la fase de acercamiento, ya que posiblemente, el contraste de las franjas deslumbra a las moscas una vez que estén lo suficientemente cerca como para verlas con su visión de baja resolución.

Abrigo a rayas

Para comprobar que el efecto no fue provocado por causa, por ejemplo, un olor diferente entre cebras y caballos, los investigadores colocaron abrigos con franjas similares a las de las cebras en siete caballos y observaron el comportamiento de las moscas.

Por más de 150 años se ha debatido la razón de las distintivas franjas blanquinegras de las cebras.

Si bien no hubo diferencia en la velocidad a la que las moscas aterrizaron en las partes descubiertas de los caballos, los insectos se lograron posar sobre los abrigos de cebra con mucha menos frecuencia, lo que confirma el efecto disuasorio de las franjas.

Las moscas de caballo son un problema recurrente para estos animales, ya que actúan como agentes de propagación de enfermedades, por lo que se realizan esfuerzos importantes para mitigar este problema, y como demuestra este estudio, algo simple como un abrigo con franjas de cebra, pudiera ser una estrategia efectiva para el bienestar de los caballos.

Además de proporcionar nueva evidencia que apoya la teoría de que las cebras evolucionaron sus rayas dicromáticas para minimizar las picaduras de los insectos, los resultados de esta investigación pueden tener implicaciones considerables para la industria equina.

Referencia: Benefits of zebra stripes: Behaviour of tabanid flies around zebras and horses. Plos One, 2019. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0210831