El proveedor de servicios de Internet London Grid for Learning (LGfL), que ofrece conectividad a cerca de 3,000 escuelas en todo el Reino Unido, ha anunciado que bloqueará el acceso a los sitios web piratas en estos recintos educativos para evitar que 2 millones de niños accedan a contenido ‘pirata’ en línea. La Unidad de Delitos contra la Propiedad Intelectual de la policía nacional será la encargada de suministrar a LGfL la lista de los sitios web.

La medida forma parte de un esfuerzo más grande del proveedor de Internet por evitar que los estudiantes del país infrinjan las leyes anti-piratería. Teniendo en cuenta que el contenido ‘pirateado’ es cada vez más frecuente en el Reino Unido, las autoridades han desplegado nuevos operativos a fin de combatir a los administradores de estos sitios web y a sus usuarios.

Según TorrentFreak, un total de 93 estudiantes han recibido suspensiones en la Universidad de Sheffield por acceder a contenido pirateado a través de la red Wi-Fi de la universidad. Por ello, el detective de la policía del Reino Unido, Steve Salway, ha declarado que LGfL cuenta con todo el apoyo de las autoridades para cumplir sus objetivos. Por su parte, Mark Bentley, director de Seguridad y Protección en línea de LGfL DigiSafe, afirmó:

Al trabajar con la policía de la Ciudad de Londres para bloquear su Lista de Sitios Web Infractores a nuestra comunidad de más de dos millones de estudiantes, no sólo evitamos que los niños accedan a material inapropiado, sino que también proporcionamos seguridad a los líderes de alto nivel de que esta actividad ilegal no puede cometerse en el sitio web de la escuela, lo que significa que los directores de escuela no deben temer ser responsables de infracciones de copyright.

La Corte Suprema del Reino Unido ha respaldado el bloqueo de los sitios web piratas por parte de la policía, sin embargo, la iniciativa de bloqueo de LGfL es totalmente voluntaria. Actualmente, la red de LGfL abarca el 97 por ciento de las escuelas de Londres, lo que quiere decir que la capital del Reino será la primera ciudad en el mundo en recibir un ‘apagón’ de piratería en sus instituciones educativas.