De acuerdo con un investigador posdoctoral de la Universidad de Luxemburgo, la idea de emitir una divisa digital de un banco central (CBDC) es muy atractiva como para ser ignorada.

Hossein Nabilou, investigador de la facultad de derecho, economía y finanzas de la Universidad de Luxemburgo, presentó los resultados de su estudio titulado “Divisas Digitales Emitidas por Bancos Centrales: Observaciones Legales Preliminares”.

Dicho reporte se enfocó en los desafíos potenciales que implicaba el lanzamiento de una CBDC por parte del Banco Central Europeo (ECB).

De acuerdo con Nabilou, las criptomonedas han impactado significativamente el sector bancario. Ahí, indica cómo su funcionalidad, de forma similar al dinero emitido por un banco central, captó su atención en primer lugar.

Los bancos estaban preocupados por la idea de que las criptomonedas podrían arruinar su monopolio del control de la circulación del dinero e influenciar la estabilidad de los sistemas financieros existentes, según considera Nabilou.

En consecuencia, las CBDCs pueden considerarse como una política en respuesta al crecimiento de la popularidad de las criptomonedas.

A pesar del escepticismo que existe en relación con las criptomonedas y los intentos fallidos por lanzar criptomonedas estatales – como el Petro venezolano – los bancos centrales están estudiando la tecnología de las divisas digitales e incluso consideran lanzar una CBDC, según el investigador.

Sin embargo, si el ECB lanza una divisa digital, podría llevara una ‘desintermediación bancaria’, indica el investigador, pues los clientes tendrían acceso directo a las hojas de balance del Banco Central, lo que haría que no tengan necesidad de guardar sus balances dentro de un banco comercial, traduciéndose en una gran inestabilidad del sector bancario.

Asimismo, esto generaría una gran centralización de la localización del crédito y menospreciaría el principio de una economía de mercado abierto con competencia libre, lo que viola los estatutos constitucionales de la Unión Europea.

Por este motivo, es muy poco probable que el ECB emita una CBDC a menos que se introduzcan regulaciones pertinentes, concluye el investigador.

Venezuela fue uno de los primeros países en emitir una moneda respaldada por el estado. A pesar de sus esfuerzos, el Petro ha fallado considerablemente en su supuesto propósito por reimpulsar la economía del país caribeño, sin embargo, varios países siguen considerando emitir su propia CDBC.