Nintendo Switch Presentation 2017

Brian Armstrong, CEO de la reconocida casa de cambio de criptomonedas Coinbase, compartió su teoría con respecto a lo relacionado con la caída de la plataforma canadiense QuadrigaCX a través de sus redes sociales este 21 de febrero.

En una serie de tuits, el CEO sugirió que la casa de cambio, que actualmente está atravesando un proceso de reestructuración y le debe a sus acreedores alrededor de 190 millones de dólares, no tuvo la intención de cometer fraude. Sobre esto, resumió:

“(QuadrigaCX) era una de las casas de cambio con mayor antigüedad en la industria (fue fundada en 2013). Si hubieran planeado realizar un exit scam, seguramente lo hubieran realizado en un mejor momento”.

Actualmente, los usuarios de la ahora difunta plataforma están batallando en la corte para asegurarse de recuperar los fondos perdidos. Las circunstancias exactas bajo las cuales se desaparecieron sus depósitos siguen siendo inciertas, pues Gerald Cotten, CEO de la plataforma, falleció inesperadamente en diciembre.

Desde entonces, las redes sociales se han visto inundadas de una serie de teorías sobre el mal manejo de los fondos, mientras que la información oficial emitida por los representantes de QuadrigaCX no concuerdan con los resultados del análisis de su blockchain.

En este sentido, Armstrong comentó que incluso Coinbase llegó a conducir una investigación al respecto, sugiriendo que los últimos meses de operaciones despertaron varias preguntas acerca de su manejo. Sobre esto, comentó:

“Las secuencias de eventos sugieren que esto fue un mal manejo de fondos con un intento posterior por cubrirlo. Esto implica que al menos algunas personas dentro de QuadrigaCX sabían que se estaban quedando sin fraccionales. De ser así, es posible que la eventual muerte de su CEO fue usada como una excusa para dejar que la compañía terminara de hundirse”.

Recordemos que actualmente, los auditores de Ernst & Young están a cargo de la consolidación de las billeteras y cuentas de QuadrigaCX. Este jueves, la casa de cambio transfirió los últimos balances accesibles de sus billeteras a las cuentas de la compañía.