El Mizuho Financial Group lanzará una stablecoin para pagos digitales y servicios de remesas, de acuerdo con el medio japonés Nikkei Asian Review.

En una alianza con alrededor de 60 instituciones financieras – que en conjunto suman alrededor de 56 millones de usuarios – la J-Coin de Mizuho enlazará directamente cuentas bancarias existentes con billeteras digitales.

La divisa se manejará mediante una app móvil llamada J-Coin Pay, utilizando códigos QR para completar pagos minoristas. Según Nikkei, la divisa será una stablecoin con valor de 1 yen por unidad, y las transferencias entre cuentas bancarias y billeteras de J-Coin no deberán pagar comisión.

Tatusfumi Sikai, CEO de Mizuho, comentó a Nikkei que “la llegada de estas nuevas entradas al mundo de los pagos digitales está aclarando la noción de que los servicios de pagos son provistos por instituciones financieras”.

Como Nikkei señala, Japón ya es un nicho para varios innovadores de pagos como Rakuten y Line, que lanzaron su propia criptomoneda y blockchain nativa.

Según la publicación, los usuarios de las billeteras de J-Coin no deberán someterse a revisiones crediticias y el servicio se abrirá a usuarios menores a los 18 años de edad.

Las billeteras de J-Coin también servirán para un rango más flexible de servicios de pago y envíos de remesas que las cuentas tradicionales bancarias, como por ejemplo transferir dinero entre miembros de la familia o dividir las cuentas en un restaurante.

En un intento por establecer la plataforma para minoristas de la industria, el banco está negociando con FamilyMart, Bic Camera y East Japan Railway, con el objetivo de llegar a al menos 300,000 tiendas y servir a 6.5 millones de usuarios en un par de años.

Por otra parte, Mizuho también está interesado en consolidar una alianza estratégica con Alipay para ayudar a J-Coin Pain a obtener tracción dentro de las tiendas. Además, cobrará menores transacciones a los comerciantes comisiones más bajas que los servicios de tarjetas de crédito.