Es probable que los usuarios del sistema de seguridad para el hogar Nest de Google no hayan notado hasta ahora que sus dispositivos incorporan micrófonos ocultos. La razón es simple: Google olvidó advertírselos.

Recientemente, Google informó a través de su blog que los usuarios de Nest Secure podían acceder a las funciones de Google Assistant a través del dispositivo, lo que les permitiría preguntarle al asistente sobre aspectos básicos como el clima. Esto quiere decir que Nest cuenta con un micrófono que no detallado cuando se mencionaron las especificaciones técnicas del dispositivo.

Evidentemente, las reacciones de los usuarios y expertos en tecnología no se hicieron esperar, por los evidentes riesgos de privacidad que conlleva no mencionar un elemento tan importante. En este sentido, Google admitió ayer haberse equivocado, declarando a Business Insider que el micrófono nunca fue pensado como un secreto dentro del Nest. Al referirse a la finalidad por la que el micrófono fue instalado, la compañía agregó:

El micrófono nunca ha estado encendido y solo se activa cuando los usuarios habilitan específicamente la opción (…) Se instaló en los dispositivos para admitir funciones futuras como la capacidad de detectar vidrios rotos.

Google tiene un historial más que conocido de violaciones a la privacidad, por lo que es normal que los usuarios estén nerviosos al contar con micrófonos conectados a Internet instalados en sus dispositivos para el hogar. En el caso de Alexa, el asistente inteligente de Amazon, el software basado en IA ha sido el centro de numerosos fallos de seguridad, y algunos investigadores han descubierto incluso sus capacidades para realizar espionaje.

Conexiones "Work With Nest" de Google seguirán funcionando tras reciente anuncio de cierre

En su declaración, Google afirma que el micrófono incorporado en Nest no está encendido de forma predeterminada, lo que quiere decir que el usuario debe habilitarlo para utilizar Google Assistant. La compañía aseguró que el objetivo de incluir el micrófono es optimizar el dispositivo ante futuras actualizaciones de seguridad, lo que le daría la capacidad de, por ejemplo, detectar vidrios rotos.

Más en TekCrispy