La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) recientemente emitió una alerta en la cual advierte a los consumidores mayores contra la terapia de infusiones de plasma sanguínea extraída de personas más jóvenes.

La agencia reguladora manifiesta que, a pesar de que se venden como tratamientos anti-envejecimiento y curas para una variedad de condiciones, las transfusiones no están probadas y son potencialmente dañinas.

Sincronizar las ondas cerebrales puede combatir problemas de memoria relacionados con la edad

Una práctica riesgosa

El comisionado de la FDA Scott Gottlieb y el director del Centro de Evaluación e Investigación de Productos Biológicos de la FDA, Peter Marks, expresaron en un comunicado:

“En pocas palabras, nos preocupa que algunos pacientes sean atacados por actores sin escrúpulos que promocionan los tratamientos de plasma de donantes jóvenes como curas y remedios”.

Una y otra vez los científicos han dejado en claro que no hay evidencia clínica que respalden los supuestos beneficios de esta práctica.

Los vendedores sugieren que las dosis de plasma sanguínea extraída de personas jóvenes, que es la porción líquida de la sangre que contiene proteínas para la coagulación, pueden tratar afecciones que van desde el envejecimiento normal y la pérdida de la memoria, hasta la demencia, incluyendo Parkinson, esclerosis múltiple, enfermedad de Alzheimer, enfermedad cardíaca o el trastorno de estrés postraumático.

Las afirmaciones se basan en extrapolaciones exageradas de hallazgos intrigantes pero preliminares de estudios con ratones.

A lo largo de los años, los experimentos con roedores han dado a entender que los componentes de la sangre de ratones jóvenes pueden vigorizar a ratones más viejos, lo que podría actuar como un tratamiento antienvejecimiento. Sin embargo, los resultados son confusos, controvertidos y, lo que es más importante, no tienen ninguna relevancia para la salud humana.

La FDA señala que tales infusiones representan una serie de riesgos para la salud en los seres humanos.

Estos riesgos incluyen diseminar enfermedades infecciosas, desencadenar reacciones alérgicas y causar lesiones pulmonares. En algunas personas, particularmente en aquellas con enfermedades del corazón, las infusiones también pueden sobrecargar el sistema circulatorio, causando hinchazón y problemas respiratorios.

Sin evidencia de respaldo

Aunque en su alerta la FDA no mencionó específicamente a ninguna de las compañías que ofrecen el servicio de infusión, una que ha recibido mucha atención de los medios es la empresa emergente llamada Ambrosia Medical.

La FDA advierte que las transfusiones no están probadas y son potencialmente dañinas.

En las sucursales de esta empresa, clientes de 30 años o más pueden programar una cita de infusión para el plasma extraído de donantes sanos de 16 a 25 años. Un litro cuesta 8.000 dólares, mientras que dos litros se venden a 12.000 dólares.

La compañía realizó un ensayo clínico de sus infusiones en 2016, que concluyó el año pasado, el cual involucró a 200 pacientes de 35 años o más, y se dijo que evaluaba los biomarcadores en la sangre relacionados con el envejecimiento y ciertas enfermedades.

Sin embargo, no está claro cómo resultó la prueba ya que la compañía no ha publicado los resultados.

¿Los matrimonios a largo plazo son felices?, esto dice la ciencia

Repetidamente los científicos han dejado en claro que no hay datos ni evidencia clínica alguna que respalden los supuestos beneficios de esta práctica, y finalmente, la FDA concuerda con esta aseveración.

En consecuencia, la agencia deja saber que si encuentran compañías que continúan ofreciendo estos servicios, se tomarán las “medidas reglamentarias y de cumplimiento” que fueran necesarias para garantizar el bienestar de la población.

Referencia: Statement from FDA Commissioner Scott Gottlieb, M.D., and Director of FDA’s Center for Biologics Evaluation and Research Peter Marks, M.D., Ph.D., cautioning consumers against receiving young donor plasma infusions that are promoted as unproven treatment for varying conditions. U.S. Food and Drugs Administration, 2019. https://goo.gl/5JMgwZ

Más en TekCrispy