El año pasado, un documento presentado ante la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) de EE.UU, reveló detalles sobre un proyecto liderado por Facebook para construir un satélite experimental que impulsaría velocidades de Internet hasta 10 veces más rápidas que la ofrecida por el satélite Starlink de SpaceX.

Ahora, la compañía de Mark Zuckerberg parece haber avanzado en su intención de incursionar en la tecnología de Internet vía satélite, al asociarse con la firma de telecomunicaciones Viasat para llevar Internet de alta velocidad a las comunidades rurales del mundo.

La asociación forma parte de un proyecto que busca hacer que el acceso a Internet sea más fácil para los habitantes de poblaciones rurales que carecen de conectividad. Anteriormente, el gigante de las redes sociales llevó a cabo varios proyectos basados en esta infraestructura de Internet, sin embargo, este último esfuerzo está centrado en ofrecer acceso a Internet  vía Wi-Fi a zonas rurales de México.

Según Venture Beat, Viasat ya ofrece un servicio de puntos de acceso Wi-Fi en México desde el pasado mes de abril. Su nombre es Community, y actualmente está disponible para más de 1 millón de personas en todo el territorio mexicano. El servicio se basa en un sistema de satélites llamado ViaSat-2, que comenzó a operar en febrero de 2018 y es considerado actualmente como el sistema con los satélites en órbita de mayor capacidad en el mundo.

Your Birthday Parties, crea calendarios personalizados con cumpleaños de tu Facebook

A través de un comunicado, Viasat explicó que el sistema requiere de un despliegue técnico sencillo, con una antena satelital instalada en el suelo de un lugar central dentro de cada comunidad. Esta antena puede propagar la señal de Internet a más de 450 metros de distancia.

En el caso de los usuarios, estos deben pagar al propietario de la empresa local donde está instalada la antena para obtener un código que les permitirá mantenerse conectados a Internet durante un lapso de tiempo determinado. El precio base que se ha establecido es de US$ 0.50 por cada hora de uso de Internet o US$ 1.60 por 200 megabytes de datos.

Con respecto a Facebook, la responsabilidad de la compañía parece limitarse a una inversión directa en el proyecto y a identificar poblaciones sin conexión a Internet o con problemas de conexión.

Más en TekCrispy