Para reducir el tiempo de los conductores en las carreteras y ayudarles a evitar las constantes frustraciones que generan el tráfico y los semáforos, el fabricante de coches Audi ha desarrollado una tecnología que sugiere velocidades al conductor de forma automática.

A pesar de que el sistema de Audi ya puede decirle al conductor cuánto tiempo durará una luz roja, esta nueva tecnología le ayuda a evitarlas al incorporar un sistema de recomendaciones de velocidad llamado Asesoramiento de la Velocidad de Optimización de la Luz Verde (GLOSA, por sus siglas en inglés).

Según Popular Science, esta tecnología trabajará en conjunto con su Sistema de Información sobre Semáforos (TLI), el cual funciona de la siguiente manera: El coche se sincroniza con las luces de intersección de ciudades específicas para calcular la velocidad que mejor se adapte a la señalización de tráfico. En caso de que la luz se torne roja de repente, el coche sugerirá una velocidad para que el usuario evite detenerse frente al semáforo.

Asimismo, el sistema realizará un escaneo de las señalizaciones para ofrecer al usuario una cuenta regresiva para que la luz del semáforo cambie, lo que le dará al conductor más detalles sobre su viaje. Por su parte, GLOSA se encargará de optimizar la mejor velocidad para disminuir el tráfico y la congestión en las zonas urbanas.

¿Son los coches autónomos una amenaza para la industria aérea?

Audi reveló que ha estado trabajando en esta tecnología desde 2016, sin embargo, los informes revelan que su implementación ha mejorado de forma exponencial, y actualmente son más de 12 ciudades las que han adoptado el sistema TLI, incluyendo Dallas, Gainesville, Houston, Kansas City, Las Vegas, Los Angeles, Orlando, Nueva York, Washington, etc.

El sistema TLI será incorporado a todos los coches de Audi, a excepción de los modelos de la línea A3 y TT. Además, se espera que el despliegue de este nuevo sistema llegue a más ciudades e infraestructuras viales, sin embargo, la implementación podría no ser tan rápida ya que Audi es el único fabricante de coches que dispone de esta tecnología.

Más en TekCrispy