Hace un par de días se conoció Apple estaba trabajando en la adquisición de una startup llamada PullString, la cual se especializa en ayudar a las empresas en la creación de aplicaciones de voz conversacionales.

PullString es un empresa de inteligencia artificial con sede en San Francisco fue fundada en el 2011, por varios ex ejecutivos de Pixar y su enfoque en aquél entonces donde era conocida, como ToyTalk, era el crear aplicaciones de voz interactivas para juguetes.

PullString, la empresa detrás de Hello Barbie 

Dado su enfoque en el los juguetes, la compañía desarrolló un proyecto de la mano de Mattel llamado Hello Barbie, que trataba de una muñeca parlante que permitía que los usuarios conversaran con ella. Sin embargo, ahora este enfoque ha tomado otro rumbo relacionado con la tecnología actual, y es que desde hace un tiempo la compañía se ha introducido en el mundo de los asistentes virtuales, como los IoT, Amazon Echo y Google Assistant.

Una nueva generación de Siri

Según destaca la fuente, los aportes y contribuciones que ha estado desarrollando PullString con Amazon y Google, podrían ser la razón principal de esta adquisición, ya que la compañía de la manzana podría utilizar esta experiencia de PullString en mejorar significativamente las capacidades de voz de Siri.

Una área donde la asistente virtual de Apple lleva mucha desventaja, debido a las miles de integraciones, habilidades y acciones que ya se encuentran presentes en los asistentes tanto de Google como de Amazon.

Solo el 4% del mercado en EE.UU.

Esta desventaja que se refleja en los números, pues Siri corresponde al 12% del mercado en los Estados Unidos, un terreno que es en la actualidad es liderado por Alexa de Amazon con un 63% y el asistente de Google con un 31%.

Hasta el momento la compañía de Cupertino no ha confirmado oficialmente esta adquisición ni los detalles de esta compra, sin embargo, la fuente menciona que algunos informes destacan que Pullstring se encuentra valorada por USD$ 160 millones y ha recaudado aproximadamente USD$ 44 millones en capital de riesgo proveniente de las firmas CRV, Greylock, True Ventures, Khosla Ventures y First Round Capital.