Todos tenemos ciertas metas que guían nuestro comportamiento para lograr lo que queremos en la vida. Sin embargo, no en pocas ocasiones fallamos a la hora de plantearnos estos objetivos, lo que puede tener consecuencias negativas para nuestro bienestar.

Al respecto, siguiendo los resultados de una investigación reciente, la clave para gozar de bienestar gira en torno a plantearse metas realistas y fáciles de alcanzar.

Hacer esto al menos dos horas a la semana podría hacerte más saludable

La clave para el bienestar es plantearse metas alcanzables

Las metas que no trazamos en la vida expresan nuestro carácter. Esto se debe a que estos objetivos determinan nuestro comportamiento y son el eje central de nuestro desempeño en diversas áreas. Por esta razón, los expertos aseguran que las metas que nos planteamos influyen directamente sobre nuestro bienestar y la satisfacción que podamos gozar con respecto a la vida.

A fin de analizar cómo influyen las metas que las personas se plantean sobre el bienestar, un equipo de investigadores trabajó con la información de 973 personas de entre 18 y 92 años. En total, se trabajó durante cuatro años consecutivos a fin de obtener datos sobre las metas, el bienestar, la satisfacción y la calidad de vida de los participantes durante el mencionado periodo de tiempo.

De esta forma, se encontró que las principales metas en la vida de los participantes podían agruparse en función de 10 temas comunes. Estos incluyen salud, comunidad, crecimiento personal, interacciones sociales, fama, imagen personal, familia, responsabilidades y trabajo.

Asimismo, se observó que percibir las metas como alcanzables aumenta las probabilidades de que las personas alcancen altos niveles de bienestar, tanto a nivel cognitivo como afectivo. Esto significa que las personas gozan de una mayor satisfacción en su vida si sienten que tienen el control sobre su futuro, además de la posibilidad de lograr sus metas.

Nuestras metas pueden cambiar a medida que nos desarrollamos

Los expertos recomiendan descomponer los grandes objetivos en metas más pequeñas y fáciles de alcanzar.

A modo de síntesis, se encontró que las metas que las personas se plantean a lo largo de su vida influyen sobre su percepción de bienestar y calidad de vida. Por ejemplo, aquellos participantes cuyas metas giraban en torno a su salud o relaciones sociales, gozaban un mayor bienestar en estas áreas.

El secreto, en este caso, es plantearse metas realistas y fáciles de alcanzar. Para ello, los expertos recomiendan descomponer los grandes objetivos, en metas más pequeñas y factibles. De esta forma, a medida que se van cumpliendo objetivos específicos, las personas adquieren un sentido de control sobre sus propias vidas que les impulsa a seguir esforzándose por alcanzar lo que desean.

Tu perro puede ser el mejor entrenador personal que puedas tener

Adicionalmente, se observó que las metas de los participantes diferían dependiendo del período de desarrollo que atravesaban. En este sentido, los participantes más jóvenes se esforzaban por lograr metas de crecimiento personal, laboral y social, mientras que los más ancianos valoraban la salud y las responsabilidades como metas de mayor importancia.

Sin embargo, independientemente de todo esto, se descubrió que la percepción de bienestar estaba estrechamente relacionada con la forma en que se planteaban dichos objetivos. Por tanto, los investigadores concluyen que, para gozar de bienestar, lo más importante es trazarse metas de vida fáciles de lograr.

Referencia: A Closer Look at Life Goals Across Adulthood: Applying a Developmental Perspective to Content, Dynamics, and Outcomes of Goal Importance and Goal Attainability, (2019). https://doi.org/10.1002/per.2194

Más en TekCrispy