Miles de niños alrededor del mundo son incapaces de negarse ante un divertido juego de yo-yo. Sin embargo, tal como veremos más adelante, este juego podría ser más peligroso de lo que parece.

Para ilustrar esto, te presentamos el caso de un jugador profesional del yo-yo al cual, de un momento a otro, sus vasos sanguíneos dejaron de transportar sangre a uno de sus dedos. Te contamos lo que le ocurrió.

Un jugador profesional de yo-yo sufre problemas de circulación

Davis Schulte, mejor conocido como Dazzling Dave, es un jugador profesional de yo-yo quien, en 2005, sufrió una curiosa lesión producto de esta actividad. Todo empezó el año de 2005, en plena gira de demostraciones de yo-yo en escuelas de los Estados Unidos; esto le obligaba a jugar constantemente durante unas 8 a 12 horas diarias.

De un momento a otro, Schulte se dio cuenta de que cuando sus manos se enfriaban, su dedo índice de la mano derecha empezaba a enfriarse antes que el resto de su mano y tardaba más tiempo en calentarse.

Una semana después, vio con su preocupación cómo su dedo cambiaba de color; pasó de color rojo, a azul y, posteriormente, adquirió un tono purpura oscuro. Ante este extraño síntoma, Schulte decidió asistir al médico.

A fin de descubrir la causa de estos síntomas, el médico ordenó un angiograma, una técnica de evaluación médica que usa tintes especiales para estudiar las venas, arterias y vasos sanguíneos del organismo. A grandes rasgos, si el flujo sanguíneo es normal, se observará el tinte a través de las ramificaciones de los vasos sanguíneos como líneas oscuras en una imagen.

Sin embargo, al observar el angiograma de Schulte, el médico notó que la sangre no fluía hacia la punta de su dedo índice. Contrario a lo que se sospechaba, no había ningún coagulo sanguíneo responsable de ello.

Más bien, este problema era causado por un vasoespasmo asociado a los movimientos del yo-yo. Específicamente, se trata de una constricción repentina de los vasos sanguíneos asociada a los movimientos realizados al jugar yo-yo durante los últimos siete a diez años.

¿Qué es el síndrome de Raynaud?

Así lucía en angiograma de Schulte. Créditos: Dave Schulte.

El término médico para denominar esta afección es síndrome de Raynaud. A grandes rasgos, el síndrome de Raynaud se trata de una condición en la que se compromete la capacidad de los vasos sanguíneos para contraerse y relajarse como deberían.

Al ocurrir esto, las extremidades afectadas son particularmente sensibles al frio, por lo que pueden cambiar de color ante una baja de las temperaturas. En casos extremos, el flujo de sangre resulta tan comprometido que puede haber daño nervioso o puede ocurrir la muerte de los tejidos.

Asimismo, el síndrome de Raynaud puede presentarse de dos formas posibles. A saber, el Raynaud primario, sin causas identificables, y el secundario, que se desarrolla a partir de enfermedades o lesiones. Este sería el caso se Schulte.

Para suerte de nuestro jugador de yo-yo, el médico le recetó medicamentos anticoagulantes por un mes y su dedo regresó a su color normal, sin daños permanentes. Sin embargo, hay personas que pueden llegar a sufrir lesiones más graves.

Aún así, debemos tener en cuenta que las probabilidades de sufrir esta enfermedad por jugar yo-yo son considerablemente bajas, pues se requieren años de intensa práctica para que esto ocurra. No obstante, nunca está de más tener presentes todas las posibilidades.

Referencia: Evaluation and management of patients with Raynaud’s syndrome. https://doi.org/10.1016/0002-9610(81)90272-5