Craig Wright, jefe de ciencia en nChain y autoproclamado “Satoshi Nakamoto”, emitió dos cartas casi idénticas ante el United States Commodity Futures Trading Commision (CFTC), en respuesta a la solicitud de la agencia para una entrada y retroalimentación sobre las mecánicas y el mercado de Ethereum (ETH).

Las cartas atribuidas a Wright afirman su alegato de “haber trabajado bajo el pseudónimo de Satoshi Nakamoto para completar un proyecto que empezó en 1997 por el gobierno australiano llamado BlackNet”.

BlackNet, un supuesto precursor de Bitcoin (BTC), fue emitido por el gobierno australiano en 2001, de acuerdo con un tweet de Wright.

Dicho proyecto ha despertado muchísima controversia en la última semana, considerando los alegatos de Wright en los que asegura que se completó 7 años de la publicación del white paper de Bitcoin, además de las similaridades notorias.

Por otra parte, es importante señalar que el controversial personaje actualmente está lidiando con una batalla legal sobre un supuesto robo de Bitcoin (BTC) de la propiedad del difunto desarrollador de criptomonedas David Kleiman.

A mediados de noviembre de 2018, Wright volvió a la palestra pública del mundo de las criptomonedas por las razones incorrectas, al conocerse su vínculo con la bifurcación de la blockchain de Bitcoin Cash (BCH), mostrando su apoyo por el token Bitcoin SV (Satoshi Vision).

Además del mencionado Wright, muchas figuras de la industria de criptomonedas respondieron a la solicitud de la CFTC, incluyendo varios miembros de la Ethereum Foundation, Coinbase, Consensys y el consorcio blockchain R3.

También se conoció que la casa de cambio de Chicago ErisX utilizó esta oportunidad para argumentar el impacto potencialmente positivo que tendrían en el mercado los contratos futuros regulados de ETH.

Esperemos que este tipo de retroalimentación devenga en muchas cosas positivas para la industria, incluyendo la entrada de inversionistas institucionales al mercado.

Más en TekCrispy