Star Wars Kylo Ren Tie Silencer

Brad Garlinghouse, CEO de Ripple (XRP) ha declarado que el activo digital lanzado por JP Morgan “pierde el punto” de lo que son las criptomonedas. El CEO expresó su parecer a través de un tuit publicado el 14 de febrero, después del lanzamiento del producto.

El día de ayer informamos que el gigante bancario de los Estados Unidos, JP Morgan Chase, lanzará su propia criptomoneda denominada JPM Coin a fin de mejorar la eficiencia y rapidez de sus transacciones de pagos internacionales de grandes corporaciones.

Inmediatamente después del anuncio, Garlinghouse emitió sus comentarios en la red social Twitter:

“Como se predijo, los bancos están cambiando su tono en criptografía. Pero este proyecto de JPM pierde el punto: la introducción de una red cerrada hoy es como lanzar AOL después de la salida a bolsa de Netscape. 2 años después, y las monedas bancarias aún no son la respuesta”.

Garlinghouse hizo mención de lo planteado en un artículo que escribió dos años atrás, en el cual criticaba las perspectivas de las monedas digitales emitidas con tecnología propia y de uso exclusivo de los bancos, a las que él denomina monedas bancarias. En este, el CEO argumentó que dichos proyectos están mal orientados y resultarán de manera inevitable en un panorama monetario más fragmentado que el actual:

“Si los bancos de diferentes grupos de activos digitales desean liquidar operaciones entre ellos, tendrán que hacer mercados entre sus activos digitales únicos o comerciar entre sus activos digitales y una moneda fiduciaria común. ¡Que desastre!”.

Tal como dijimos en párrafos anteriores, JPM Coin buscará acelerar las transacciones que tardan un día o más a través de soluciones existentes, como el procesador SWIFT. Esta es precisamente el área objetivo de Ripple, la cual ha señalado anteriormente su ambición de suplantar a dicha red.

De modo que tal como se mencionó hoy en un artículo de Bloomberg, el lanzamiento el lanzamiento de JPM Coin podría convertirse en una amenaza directa para el mercado de pagos y remesas transfronterizos para bancos y empresas Ripple.