El representante de Estados Unidos del distrito 28 del Congreso de California, Adam Schiff, emitió una carta pública a Facebook y Google, manifestando su preocupación por la desinformación que se comparte en dichas plataformas en relación a las campañas anti-vacunas.

Debido a un brote de sarampión en la ciudad de Washington el mes de enero, se han intensificado las campañas de los movimientos anti-vacunas en las redes sociales. Si bien, algunas plataformas como YouTube han tomado medidas al respecto, Schiff considera que tanto Facebook y Google no han sido eficientes con las medidas tomadas para detener el tipo de campañas de desinformación.

En este sentido, Schiff emitió una carta a Mark Zuckerberg, CEO de Facebook y Sundar Pichai, CEO de Google, manifestando su preocupación y preguntándoles sobre lo que están haciendo ambas plataformas  para detener el contenido alarmista que publican estos movimientos en contra de las campañas de vacunación y otras teorías conspirativas.

Asimismo, Schiff también también envió una carta similar a Sundar Pichai donde se queja por la información errónea sobre las vacunas que se pueden encontrar en YouTube.

En la carta, citada en Bloomberg, Schiff expresó su preocupación ya que la mayoría de estas campañas de desinformación, meyormente difundidas en estas plataformas, han demostrado ser seguras, efectivas y críticas para la salud pública.

A medida que más estadounidenses confían en sus servicios como su principal fuente de información, es vital que asuma esa responsabilidad con la seriedad que requiere.

Un claro ejemplo de la efectividad de estas campañas se puede ver cuando las personas, específicamente los padres están vacunando a sus hijos en contra de enfermedades como varicela y sarampión, lo que trae como consecuencia brotes de estas enfermedades.

La repetición de la información, incluso si es falsa, a menudo puede confundirse con la precisión

El caso más reciente ocurre en Whashington, donde actualmente se encuentran 53 casos confirmados de sarampión, de acuerdo con la información del Departamento de Salud Pública del Condado de Clark.

Hasta ahora un portavoz de la red social afirma que se encuentran trabajando para combatir este problema:

Buscamos la manera de hacer que la información educativa sobre las vacunas sea más accesible y así minimizar los daños causados por la información errónea sobre las vacunas y otros problemas de salud importantes.

Del mismo modo, Facebook respondió a los comentarios de Schiff afirmando: “Eliminamos el contenido que viola nuestros estándares comunitarios, redoblamos los artículos que pueden ser engañosos y mostramos artículos de terceros que verifican los hechos para brindar a las personas más información”, señalan en The Verge.

De momento, representantes de Google no se han manifestado.