El amor adopta muchas formas, y los dueños de mascotas entienden mucho de esto. Como regalo de San Valentín, Tesla ha decidido actualizar su software para ofrecer una función que haga sentir cómodos a los fieles compañeros de sus usuarios.

Luego de que Elon Musk asomara la posible existencia de esta nueva función, es ahora cuando decide hacerlo realidad. ‘Dog Mode’ hará sentir más cómodos a los clientes de Tesla que tienen mascotas, ya que la nueva característica ajusta el nivel del aire acondicionado e informa a los transeúntes el estado del “pasajero”.

Al habilitar el “modo perro”, el ambiente del vehículo se ajustará para hacer sentir cómodo a la mascota que se encuentre en su interior. Al mismo tiempo, le dejará saber a las personas que la vean que la misma está a salvo y fuera de cualquier padecimiento.

Según las notas de lanzamiento, el ‘Dog Mode’ se activa de manera muy sencilla. El usuario que guste habilitarlo deberá tocar el ícono en forma de ventilador que se encuentra en la parte inferior de la pantalla táctil. Acto seguido, en la sección “Mantener Clima Encencido” podrá seleccionar la opción “Perro” y así proceder a ajustar manualmente los límites de temperatura según lo que le mejor le parezca para su amigo peludo.

El “modo perro” se activará justo en el momento que el piloto salga del auto, y en caso de estar teniendo situaciones con la batería –como alcanzar el 20%– el usuario será notificado por la aplicación móvil.

Si bien esta es una propuesta que para muchos puede sonar más que lógica y necesaria, se debe resaltar que en algunos espacios existen regulaciones de ley que prohíben dejar a las mascotas encerrados en el vehículo. Esta nueva actualización de Tesla no busca fomentar malos comportamientos, en cambio, en aquellos lugares donde esto sea permitido, mejorar el ambiente para todos.

“Modo Centinela”

A parte del ‘Dog Mode’, Tesla también dio a conocer una nueva característica de seguridad llamada ‘Sentry Mode’. La misma consiste en un monitoreo constante de los alrededores del automóvil, mientras este se encuentra en modo de reposo por alguna razón.

Gracias a las cámaras externas, si se llegase a descubrir alguna amenaza –aunque sea mínima– el vehículo cambia automáticamente al “modo alerta”, lo que activa la pantalla central del auto y muestra un mensaje de advertencia que le indica al ente externo –o en el peor de los casos, interno– que las cámaras se encuentran grabando.

Sin embargo, la advertencia es la consecuencia de un mínimo acto de violación de la seguridad. De estarse tratando de algo más grave, la pantalla central aumenta su luminosidad y el sistema de audio empieza a reproducir al máximo volumen. Prácticamente para dejar en exposición a quien este penetrando o violando el vehículo.

Esta nueva característica no se activa automáticamente, el usuario manualmente deberá dirigirse a “Controles” para luego llegar a “Seguridad y Protección” y ahí proceder a habilitar “Modo Centinela”.