Todavía no hemos completado el primer trimestre de 2019, y ya Microsoft se ha dado cuenta de que le faltará tiempo para desarrollar una versión mejorada de su sistema operativo actual. Un informe de The Verge ha revelado que el gigante de Redmond ha comenzado a testear una actualización de Windows 10 que se lanzará en el año 2020.

Se trata de un movimiento inusual, ya que Microsoft normalmente no prueba sus actualizaciones con tanto tiempo de anticipación. Por lo general, la compañía dedica dos actualizaciones por año a su sistema operativo y las pruebas se realizan entre algunos usuarios seleccionados.

De momento, Microsoft no ha iniciado la fase de pruebas de su actualización de Windows 10 ‘19H2’, la cual llegará en 2019. Sin embargo, la directora del programa Microsoft Insider, Dona Sarkar, afirma que será necesario llevar a cabo pruebas adicionales para la actualización que se lanzará en 2020, y que tendrá por nombre ‘20H1’.

Sarkar reveló además que 20H1 incluye algunas funciones en las que los desarrolladores de la compañía aún están trabajando y que requieren de un mayor tiempo de pruebas. Hasta ahora, Microsoft no ha presentado de manera oficial el paquete de características que llegará con esta actualización, pero la primera versión beta ya ha sido construida para los testers.

En este sentido, Windows 10 build 18836 ya está disponible para los testers que optan por acceder a Skip Ahead para versiones futuras del sistema operativo. En el caso de la actualización 19H2, la compañía anunció que las pruebas comenzarán durante los próximos meses.

La próxima actualización importante de Windows 10 se lanzará en abril. Su nombre en código es 19H1, y se espera que Microsoft realice las pruebas de la versión final en marzo próximo. Esta actualización llegará con soporte para Kaomoji, funciones optimizadas para Cortana, un nuevo tema ligero y una app integrada de Office.