En lo que respecta a los estilos cognitivos, la bibliografía clásica distingue entre dos tipos: personas analíticas y personas creativas. Al respecto, se ha demostrado que las personas con distintos estilos cognitivos solucionan problemas y llegan a conclusiones de forma distinta.

Ahora, tras llevar a cabo un experimento, investigadores han demostrado que el cerebro de las personas creativas trabaja de forma distinta al de las analíticas. Esto podría inspirar el desarrollo de métodos seudocientíficos para la evaluación y el asesoramiento intelectual.

Estilo creativo versus analítico

A grandes rasgos, las personas analíticas resuelven problemas al trabajar metódicamente con cada una de las alternativas de solución. Por su parte, las personas creativas solucionan problemas a partir de destellos fugaces de intuición. Ningún estilo cognitivo es superior al otro, sino que funcionan de forma distinta.

A fin de comprender las diferencias en torno al funcionamiento cerebral de ambos estilos cognitivos, un equipo de investigadores desarrolló un experimento. En este, se trabajó con 42 participantes voluntarios que fueron sometidos a un electroencefalograma bajo diferentes condiciones.

La idea era estudiar sus ondas cerebrales en un estado de reposo y mientras resolvían un anagrama. Para ello, mientras descifraban una palabra a partir de una serie de letras desordenadas, se les solicitó que informaran si lo habían logrado metódicamente o intuitivamente.

De esta forma, se observó que si bien ninguno de los participantes mostró ser una persona analítica o creativa en un estado totalmente puro, los que tenían tendencia hacia la creatividad desarrollaron las soluciones a la tarea de forma intuitiva en la mayoría de los casos, mientras que los que tenían tendencia hacia el estilo analítico lo hicieron de forma metódica en casi todas las oportunidades.

Adicionalmente, se encontraron diferencias significativas respecto a las ondas cerebrales de creativos y analítico, tanto en estado de reposo como mientras resolvían la tarea. Esto sugiere que el cerebro analítico trabaja de forma distinta al creativo.

El cerebro analítico funciona de forma distinta al creativo

Estas diferencias de funcionamiento se mantuvieron estable durante las siete semanas de duración del experimento, en las diferentes condiciones puestas a prueba

En términos generales, se observó que el cerebro analítico muestra mayores niveles de actividad a nivel del lóbulo frontal, mientras que el cerebro creativo muestra una mayor cantidad de actividad en los lóbulos temporal y parietal.

Al respecto, diversos estudios han demostrado que los lóbulos frontales cumplen un importante rol en la organización del pensamiento, además de la inhibición y el control de otras estructuras cerebrales. Por tanto, tiene sentido que el lóbulo frontal muestre mayor activación al hablar de un estilo cognitivo analítico.

Por otro lado, teniendo en cuenta que el lóbulo temporal cumple la función de integrar y desarrollar asociaciones entre ideas remotas, no resulta sorprendente que una mayor activación en esta área se relacione con un estilo cognitivo creativo.

Lo curioso del caso es que estas diferencias de funcionamiento se mantuvieron estable durante las siete semanas de duración del experimento, en las diferentes condiciones puestas a prueba. De hecho, las diferencias en torno a la actividad del cerebro funcionaron como predictores de los estilos cognitivos de los participantes.

En función de estos resultados, los investigadores sugieren que los diferentes estilos cognitivos son el resultado de patrones distintos de funcionamiento cerebral.

Finalmente, se espera que estos hallazgos allanen el camino para el desarrollo de métodos de evaluación y asesoramiento profesional, personal y educativo de las personas en función del estilo cognitivo de cada quien.

Referencia: Resting-state brain oscillations predict trait-like cognitive styles. https://doi.org/10.1016/j.neuropsychologia.2018.09.014