Hay tantos cometas en el Sistema Solar que prácticamente cada semana se anuncia un nuevo descubrimiento. Ciertamente, la gran mayoría pasan desapercibidos, pero de vez en cuando, algunos se vuelven lo suficientemente brillantes como para admirarlos con un par de binoculares, o incluso a simple vista.

Este es el caso del cometa C / 2018 Y1 Iwamoto, un visitante estelar descubierto hace un par de meses, que esta semana será visible con la ayuda de solo un par de binoculares.

¿Qué tan bien funcionarían las defensas de la Tierra ante un impacto de asteroide?

Ahora o en el año 3390

El cometa, que se distingue por un color verde, fue descubierto por el astrónomo aficionado Masayuki Iwamoto el 18 de diciembre de 2018. Se trata de un cuerpo helado que orbita el sol con una trayectoria que lleva 1.371 años en completarse.

El cometa de color verde ahora es visible en el cielo vespertino con binoculares y telescopios pequeños, y los mejores momentos para buscarlo serán las noches del 12 al 17 de febrero.

Después de este encuentro, el cometa no regresará al interior del Sistema Solar hasta el año 3390, por lo que esta es una oportunidad única de apreciarlo.

El cometa Iwamoto realizará su acercamiento más cercano a nuestro planeta, a una distancia de unos 45 millones de kilómetros, el 12 de febrero, pero será visible toda la semana.

A medida que el cometa recorre el espacio, sus capas exteriores heladas se subliman en la radiación del Sol, dejando un rastro de vapor de gas verde.

Este resplandor verde, que es uno de los aspectos más fascinantes del cometa, debe verse fácilmente a través de un par de binoculares o telescopios sencillos, por supuesto, en una noche oscura y desde una ubicación protegida de la contaminación lumínica.

Antes de que siga su camino

Técnicamente, el cometa Iwamoto es lo que se conoce como un Objeto Trans-Neptuniano Extremo, una colección de objetos que puede llegar mucho más allá de Plutón, hasta cinco veces más lejos que el planeta enano.

La trayectoria del cometa Iwamoto requiere de 1371 años para completarse.

Actualmente, el cometa se desplaza a una velocidad de aproximadamente 238.000 kilómetros por hora, según la base de datos Horizons de la NASA, que calcula las posiciones y velocidades de los cuerpos en órbita.

Luces 'extraterrestres' vistas sobre el círculo ártico fueron causadas por pruebas de la NASA

En este momento el cometa se le puede buscar en la constelación de Leo, luego tomará la dirección de Cáncer, y para el fin de semana, entrará en Géminis. Para facilitar la búsqueda, especialmente a los aficionados, se recomienda utilizar una aplicación para teléfonos inteligentes (y tabletas), o visitar de cartas en línea, hay muchas alternativas.

Después de esta aproximación cercana, serán necesarios telescopios más potentes para observar al cometa mientras se desvanece su resplandor, mientras sigue su camino de regreso a los confines más lejanos del sistema solar.

Referencia: Fast comet closest to Earth this week. EarthSky, 2019. https://goo.gl/aYPGc5

Más en TekCrispy