El archipiélago de Novaya Zemlya, ubicado en el Océano Ártico en la región de Arkhangelsk, en el norte de Rusia, declaró el estado de emergencia luego de que decenas de osos polares “invadieran” asentamientos humanos.

La combinación de dos factores: hielo marino menguante y una gran cantidad de basura, puede estar provocando una afluencia masiva de osos polares a las ciudades del archipiélago ruso, un escenario muy desfavorable tanto para los osos polares como para las personas, porque la proximidad aumenta el potencial de conflicto.

Los océanos y las capas heladas del mundo están absorbiendo la peor parte del cambio climático

Visitas preocupantes

Desde diciembre de 2018 hasta el presente, al menos 52 osos polares han visitado la aldea de Belushya Guba, principal ciudad del archipiélago, y durante los últimos días los animales salvajes entraron en residencias y edificios comerciales, una situación que llevó a las autoridades locales a declarar el estado de emergencia.

Por ser una fuente de calorías fácil, la basura resulta bastante atractiva para los osos.

Los residentes advierten que entre seis y diez osos polares están constantemente merodeando el territorio del asentamiento.

Para los expertos, este es exactamente el comportamiento que esperan, debido al fácil acceso a la basura en la ciudad y el encogimiento del hielo marino donde los osos polares normalmente conseguían su sustento.

Alexander Minayev, jefe adjunto de la administración de Novaya Zemlya, indicó que los residentes, presentan numerosas quejas orales y escritas que demandan a las autoridades que garanticen la seguridad en el asentamiento.

La gente tiene miedo de salir de sus hogares, alterando el normal desenvolvimiento de las rutinas diarias, lo que se refleja claramente en la baja asistencia a los centros académicos, especialmente en escuelas y jardines de infancia.

Ciertamente los ataques de osos polares contra personas históricamente han sido bastante raros. Tradicionalmente, los osos polares ven a la gente y la gente ve a los osos polares y todos se alejan. Pero este comportamiento podría ser muy diferente en un contexto en el que osos polares y personas compitan por un territorio.

Medidas a tomar

Ahí es donde la gestión de control de desechos entra en juego. No hay que olvidar que la basura es una fuente de calorías fácil para los osos. Por tal motivo, las autoridades están considerando reevaluar la manera como hasta ahora han gestionado la disposición de los desechos y tomar acciones inmediatas en ese sentido.

El deshielo, producto del calentamiento global, afecta las fuentes naturales de sustento de los osos polares, y se ven obligados a buscar alternativas, que en este caso, son asentamientos humanos.

Por ahora, se han instalado vallas adicionales cerca de los jardines de infancia para garantizar la seguridad de los niños. El personal militar y los empleados son enviados a los lugares de trabajo en vehículos especiales, mientras que el área está constantemente patrullada.

Los glaciares se están derritiendo mucho más rápido de lo que se pensaba

El regulador ambiental ruso se ha negado a emitir licencias para disparar a los osos polares más agresivos, y ha enviado a un grupo de expertos que, en última instancia, podrían sedar a los animales y trasladarlos a un área segura.

Para muchos, lo que se observa hoy en el archipiélago ruso es una vista previa de lo que que se tendrá que afrontar, a medida que el cambio climático continúa reduciendo el hielo marino y las personas continúan expandiéndose hacia estas nuevas “regiones habitables” que aparecen producto del deshielo en el Ártico.

Referencia: Emergency declared in Novaya Zemlya archipelago over polar bear ‘invasion’. TASS Russian News Agency, 2019. http://tass.com/emergencies/1043985

Más en TekCrispy