Las tarántulas generalmente se adhieren a una anatomía corporal bastante predecible: ocho patas, un gran abdomen, colmillos largos y ojos intimidantes; pero una nueva especie de tarántula descubierta en Angola tiene una particularidad que los científicos han visto antes: un “cuerno” largo y flexible.

Si bien los investigadores que describieron detalladamente la nueva especie de tarántula, el propósito de su extraño cuerno todavía es un misterio.

Estiércol de pingüinos y focas favorece la biodiversidad en la Antártida

Descubriendo especímenes

La singular araña, que fue llamada Ceratogyrus attonitifer, fue recolectada por primera vez por científicos del Proyecto National Geographic Okavango Wilderness, una iniciativa que tiene como objetivo investigar, categorizar y proteger la biodiversidad en una región relativamente poco estudiada de África: el drenaje de Okavango, el cual se extiende por Angola, Botsuana y Namibia.

Si se la amenaza, la araña toma una posición defensiva al alzar sus patas y elevar sus apéndices delanteros en el aire.

Los investigadores descubrieron varios especímenes femeninos durante sus recorridos en el centro de Angola entre 2015 y 2016. Sus madrigueras se encontraban comúnmente escondidas en mechones de hierba, aunque algunas también se encontraban en la arena abierta.

Después de localizar una madriguera, los investigadores esperaron hasta el anochecer para regresar y recuperar las muestras.

Cuando los investigadores colocaron objetos dentro de las madrigueras, las arañas mostraron cuan agresivas pueden ser a la hora de defender su guarida.

Sin propósito evidente

Una vez los investigadores pudieron detallar el espécimen, observaron que de su espalda sobresalía una proyección ridículamente grande con forma de cuerno, apuntada hacia atrás y plana contra su segmento posterior bulboso (abdomen). Lo que resulta aún más extraño es que esta especie de cuerno era suave y flexible, un apéndice que simplemente yacía allí como un globo desinflado, sin ningún propósito evidente.

Para los investigadores resulta sorprendente que un apéndice tan pronunciado no tenga un propósito claro.

Aunque la mordida es muy dolorosa, la investigación sugiere que el veneno de la tarántula no es particularmente peligroso para los humanos. No obstante, las picaduras de la araña han causado un puñado de muertes, las cuales se produjeron por infecciones que se complicaron por falta de tratamiento, debido a que el acceso a atención médica en la región de Okavango es bastante limitado.

¿A qué se debe la invasión de langostas que ha devastado los campos de Cerdeña?

Si bien la especie es nueva para la literatura científica, la araña era conocida por las tribus locales, quienes compartieron sus conocimientos sobre sus hábitos, como su dieta a base de insectos, un aporte de gran valía para los científicos, el cual ayudó a comprender mejor el comportamiento de la especie. Los grupos nativos llaman a la araña “chandachuly”.

Además de la nueva especie, los investigadores informan que pueden haber encontrado otras dos desconocidas para la ciencia, aunque requieren de más información antes de poder realizar una descripción formal.

Referencia: New collection records for Theraphosidae (Araneae, Mygalomorphae) in Angola, with the description of a remarkable new species of Ceratogyrus. African Invertebrates, 2019. https://doi.org/10.3897/afrinvertebr.60.32141

Más en TekCrispy