Como parte del gran rediseño que experimentó Gmail a partir de abril de 2018, Google continúa incorporando funciones para los usuarios de su servicio de correo electrónico. A través de una entrada publicada en el blog de G Suite el día de ayer, el gigante tecnológico anunció nuevas funciones para el menú de clic derecho del correo.

Actualmente, cuando un usuario coloca el cursor del ratón sobre cualquier correo de la bandeja de entrada de Gmail y aprieta el clic derecho, las opciones que se presentan son bastante limitadas: ‘Archivar’, ‘Marcar como leído’ y ‘Eliminar’. Ahora, con la actualización que Google ha comenzado a desplegar en Gmail, los usuarios podrán realizar más acciones sin necesidad de abrir cada mensaje.

Según Google, los usuarios tendrán la posibilidad de responder correos, reenviarlos, agregar etiquetas, buscar, abrir varias ventanas e incluso mover un correo de carpeta. Inicialmente, la función está disponible para los usuarios de G Suite y llegará a todos los usuarios de la herramienta el próximo 25 de febrero. Para activar la función, bastará con seleccionar cualquier correo y oprimir clic derecho, o simplemente oprimir la tecla de ‘Menú’ en el teclado.

Genius acusa a Google de copiar letras de canciones en sus resultados de búsqueda

Es importante destacar que la opción de buscar correos electrónicos solo se podrá utilizar si el modo de conversación está desactivado en tu cuenta de Gmail. Para realizar este ajuste, debes dirigirte al icono de la tuerca, seleccionar ‘Configuraciones’ y luego ‘Vista de conversación’.

A principios de este mes, se conoció que Google creó una app basada en aprendizaje automático cuyo objetivo es filtrar los correos no deseados en Gmail. Su nombre es TensorFlow, y la compañía afirmó que permitiría personalizar de manera más fácil los filtros de correos spam.

Hasta el momento, Google ha utilizado la herramienta para bloquear 100 millones de correos spam diariamente. Gracias a la Inteligencia Artificial (IA), el gigante tecnológico ha revelado que es mucho más fácil buscar patrones que determinen si un correo es de confianza.

Más en TekCrispy