Además de diseñar sus propios dispositivos de hardware, Google ha incrementado el desarrollo de procesadores para reducir su dependencia de los principales proveedores de este componente en la actualidad. Un informe de Reuters ha detallado cómo Google está moviéndose agresivamente para contratar ejecutivos para su equipo de diseño de chips en La India.

En concreto, la ciudad de Bengaluru será la sede de la fábrica principal de chips de Google. El informe revela que el equipo de la compañía dedicado al desarrollo de este hardware lleva por nombre gChips, y hasta el momento, Google ha contratado al menos a 20 trabajadores indios durante los últimos meses.

Al parecer, Google se hizo con los servicios de varios ingenieros de Intel, Qualcomm, Nvidia y Broadcom, los cuales fueron asignados a puestos de liderazgo dentro de la fábrica. Asimismo, la compañía contrató a cuatro reclutadores de talentos para incrementar este equipo de diseño de chips. La meta es alcanzar los 80 empleados a finales de este año. Reuters afirma que probablemente el equipo de gChips tendrá la responsabilidad de probar los chips antes de entregar las primeras muestras a los fabricantes.

Apple podría adquirir el negocio de módems para smartphones de Intel

Durante los últimos años, Google ha contratado varios profesionales que antes pertenecían al equipo de Apple. Una de las contrataciones más emblemáticas ocurrió en 2017, cuando Google buscaba ampliar su equipo de desarrollo de chips móviles para el Google Pixel. Asimismo, el gigante tecnológico ha colaborado con otras compañías de hardware como Intel para la tecnología Pixel Visual Core que integran el Pixel 2 y el Pixel 3.

Además, Google está invirtiendo recursos en el desarrollo de chips para su tecnología de almacenamiento en la nube, con el objetivo de rentar su capacidad de cómputo basada en aprendizaje automático.

Mientras Google se está enfocando en contratar personal en La India para diseñar sus nuevos chips, Microsoft y Facebook concentran la fuerza de sus contrataciones en EE.UU. En el caso de Amazon, su presencia en el extranjero radica en Tel Aviv, Israel.

Más en TekCrispy