Mucho es lo que se ha hablado sobre la inteligencia de los peces; casi siempre dejándolos mal parados respecto a este aspecto. Incluso, películas como Buscando a Nemo, han perpetuado este estereotipo.

Sin embargo, un estudio reciente sugiere que los peces tienen la capacidad de reconocer su propia imagen frente un espejo. Esto podría denotar algún rasgo de autoconsciencia y, por tanto, un nivel de inteligencia superior a lo esperado.

Esta es la razón por la que los peces no dejan de moverse

Estos peces pasaron la prueba del espejo

La capacidad de reconocer la imagen propia frente al espejo, se considera un indicador de autoconsciencia e inteligencia. Por tanto, durante años, los investigadores han usado la prueba del espejo a fin de evaluar esta capacidad.

En términos generales, la prueba del espejo implica marcar un punto de color en el cuerpo del animal y colocarlo frente a un espejo. Si ante esto, el animal revisa su propio cuerpo e intenta tocarlo o limpiarlo, se considera que tiene la capacidad de reconocerse a sí mismo a partir de un reflejo.

A pesar de su aparente sencillez, son muy pocos los animales los que han pasado la prueba del espejo; entre ellas se incluyen los grandes simios, delfines, urracas y elefantes. Ahora, un equipo de investigadores sugiere que los peces también son capaces de reconocer su propia imagen frente al espejo.

Para ello, los investigadores trabajaron con una especie de peces que suele nadar entre los arrecifes de coral, alimentándose de parásitos de vida marina; a saber, los peces limpiadores wrasse. En un primer momento, los investigadores colocaron manchas en partes del cuerpo de estos animales que no podrían observar en ausencia de un espejo, a saber, sus cabezas y gargantas.

Posteriormente, se colocaron espejos en los tanques y se analizó su comportamiento. Ante ello, se observó que los peces nadaban a menor velocidad frente al espejo, se detenían e intentaban nadar boca abajo ante su reflejo.

De hecho, luego de observar las misteriosas manchas, los peces intentaron eliminarlas al frotarse contra superficies duras. Estos comportamientos no se observaron en los peces que estaban en tanques sin espejos. Esto sugiere que los peces son capaces de reconocerse frente a un espejo.

Aún es pronto para cantar victoria por los peces

Los peces fueron capaces de reconocerse frente al espejo. Créditos: Alex Jordan.

En resumen, tras llevar a cabo la prueba del espejo con peces limpiadores wrasse, los investigadores llegaron a la conclusión de que los peces tienen la capacidad de reconocer su propia imagen frente a un espejo. Sin embargo, algunos expertos se muestran escépticos respecto a los resultados.

En este sentido, a pesar de que los peces cumplieron con los requisitos de la prueba del espejo, no queda claro si los comportamientos observados deberían considerarse como una prueba fehaciente de que estos animales tengan autoconsciencia.

Este es el proceso que emplean las abejas para contar objetos

Al respecto, los investigadores plantean que, si bien las teorías actuales plantean la autoconsciencia en términos de ausencia o presencia absoluta, resultaría de provecho establecer una escala a partir de la que se manifieste esta capacidad en distintos grados.

En este caso, en lugar de categorizar a los peces dentro del mismo grupo cognitivo que humanos y simios, sería posible establecer una categoría más representativa de los peces. No obstante, para ello se requieren otros métodos de evaluación adicionales a la prueba del espejo.

Referencia: If a fish can pass the mark test, what are the implications for consciousness and self-awareness testing in animals?, (2019). https://doi.org/10.1371/journal.pbio.3000021

Más en TekCrispy