Los investigadores de la Universidad de Iowa dicen que Twitter no está haciendo lo suficiente para combatir el abuso en línea.

Para nadie es sorpresa que en la actualidad las redes sociales, en especial Twitter son utilizadas para difundir la desinformación y dominar elecciones, como el caso de los EE.UU, sin embargo, esta red social también es usada para difundir spam, estafas, inflar los conteos de seguidores y los temas de tendencias de los juegos a través de las cuentas automáticas.

Cuentas automáticas, generadoras de contenido basura

La fuente menciona que en estos últimos casos dos investigadores determinaron que Twitter no está respondiendo como debería, pues actualmente se sigue distribuyendo cualquier tipo de contenido por medio de este servicio de microblogging.

Este estudio que duró 16 meses, fue realizado por: Zubair Shafiq, profesor de ciencias de la computación en la Universidad de Iowa, y su estudiante graduado Shehroze Farooqi, quienes en poco tiempo identificaron más de 167,000 aplicaciones que utilizan la API de Twitter para automatizar las cuentas que difunden decenas de millones de tweets.

Una identificación en tiempo récord

Según los investigadores, Twitter esperó más del 60% del tiempo y que se enviaran más de 100 tweets antes de identificarlos como abusivos, mientras que a Shafiq y Farooqi solo les tomó 40 % del tiempo para realizar el diagnóstico después de unos pocos tweets.

La Casa Blanca lanza herramienta para reportar la censura en las redes sociales

Durante un año los investigadores han estado compartiendo sus hallazgos con Twitter, sin embargo, a este parece no importarle en absoluto los resultados de esta investigación, pues no han solicitado detalles adicionales sobre este estudio.

Información incompleta

Un portavoz de la compañía ha mencionado que los investigadores no tienen una imagen completa de cómo ellos están enfrentando este problema, ya que “su estudio se basa en la información disponible públicamente sobre cuentas y tweets en Twitter”, las cuales con frecuencia no ofrecen detalles específicos o completos de los pasos que los desarrolladores están tomando para hacer cumplir con sus políticas.

Twitter recientemente informó en un documento publicado la semana pasada que  gracias a que ha adoptado un enfoque más agresivo pudo detener a algunos de los trolls de desinformación logrando prohibir más de 4,000 cuentas motivadas políticamente originadas en Rusia, 3,300 de Irán y más de 750 de Venezuela, además de estar trabajando para crear nuevas restricciones sobre cómo se les da acceso a la API de Twitter a fin de frenar las aplicaciones abusivas.

Más en TekCrispy