En todo el mundo animal, las señales sobre el medio ambiente son fundamentales para la aptitud y la supervivencia. La capacidad de distinguir de manera rápida y precisa los estímulos del ruido de fondo, es clave para capturar presas, evitar la depredación y conseguir pareja.

Sin embargo, el ruido de fondo es omnipresente y puede disminuir las tasas de éxito de forrajeo, así como aumentar el riesgo de depredación e interrumpir la comunicación intraespecífica.

¿Cómo influye el agujero en la capa de ozono en el cambio climático?

La lluvia como un indicio informativo

Cuando la lluvia golpea el suelo del bosque y el dosel de los árboles, crea un ruido acústico que podría perturbar a los murciélagos al enmascarar sus llamadas de ecolocación o los sonidos de sus presas. Estos desafíos perceptivos que la lluvia introduce en los murciélagos podrían influir enormemente en sus tareas diarias.

Por efectos del calentamiento global, se espera un aumento de las precipitaciones en las regiones tropicales, lo que representa un desafío para los murciélagos.

En la selva tropical, los aguaceros pueden ser intensos y frecuentes. La lluvia es una fuente común de ruido abiótico que puede interferir con la toma de decisiones de un individuo.

Para los murciélagos, que dependen de la ecolocalización para navegar y detectar presas, las fuertes lluvias pueden impedir una orientación y búsqueda eficiente, además de generar costos de vuelo más altos debido al aumento de las tasas metabólicas que implica el volar mojados.

Con el propósito de determinar si los murciélagos usan el ruido de la lluvia como un indicio informativo para cronometrar sus salidas, un equipo de científicos investigó si el sonido de la lluvia influye en la toma de decisiones de estos mamíferos voladores.

Para tal fin, los investigadores realizaron experimentos de reproducción de sonidos en las madrigueras de dos especies con diferentes de estrategias de alimentación: el murciélago de orejas grandes (Micronycteris microtis), que captura insectos y pequeños vertebrados de la vegetación, y el murciélago mastín de Pallas (Molossus molossus) que caza insectos voladores en espacios abiertos.

Está lloviendo, mejor no salgo

Los investigadores crearon pares de archivos de audio que contenían ruido ambiental y ruido de lluvia. Esto se hizo usando archivos de audio existentes y software de edición de audio. Cada unidad se ubicó al menos tres días antes del experimento. Luego se prepararon las madrigueras para el experimento y se controlaron durante tres días con grabación de video.

El desafío perceptivo que la lluvia introduce en los murciélagos podría influir enormemente en sus tareas diarias.

Los datos revelaron que durante la reproducción del ruido de la lluvia, los murciélagos retrasaron sus salidas, lo que no ocurrió durante la reproducción del ruido ambiente, lo que confirma que los murciélagos usan el ruido de la lluvia como una señal para retrasar su vuelo.

Cerebros de los murciélagos y ratones se sincronizan cuando socializan con su especie

Los investigadores señalan que una quinta parte de todas las especies de murciélagos están amenazadas, y por efectos del calentamiento global, se espera un aumento de las precipitaciones en las regiones tropicales.

Como la lluvia constituye un desafío para los murciélagos, un aumento de la frecuencia y la intensidad de las precipitaciones podría ser un factor que contribuya a acentuar la amenaza sobre estos mamíferos voladores.

Referencia: Noise as an informational cue for decision-making: the sound of rain delays bat emergence. Journal of Experimental Biology, 2019. https://doi.org/10.1242/jeb.192005

Más en TekCrispy