El día de hoy Bundeskartellamt, o la Oficina Federal de Carteles (FCO) de Alemania, emitió un comunicado ordenando a Facebook detener la fusión de datos entre WhatsApp e Instagram sin el conocimiento del usuario.

De acuerdo con el ente regulador, los usuarios de la plataforma están accediendo a la red social y compartiendo información bajo la condición de Facebook pueda usar los datos fuera de la plataforma y aplicaciones de terceros.

Todos los datos recopilados en el sitio web de Facebook, por servicios propiedad de la compañía como, por ejemplo, WhatsApp e Instagram y en sitios web de terceros se pueden combinar y asignar a la cuenta de usuario de Facebook.

En este sentido, la FCO de Alemania estableció ciertas condiciones o restricciones por las que Facebook debería regirse a la hora de recolectar datos de usuarios y dejando muy claro que solo bajo el consentimiento del usuario la compañía podría procesar la combinación con los datos de Facebook.

Los servicios propiedad de Facebook como WhatsApp e Instagram pueden continuar recolectando datos. Sin embargo, la asignación de datos a las cuentas de usuario de Facebook solo será posible sujeto al consentimiento voluntario de los usuarios. Cuando no se otorga el consentimiento, los datos deben permanecer en el servicio correspondiente y no pueden procesarse en combinación con los datos de Facebook.

La decisión del ente regulador surge luego de una investigación de tres años realizada a Facebook, y aunque la compañía de Mark Zuckerberg asegura haber colaborado en la misma, el gigante de la red social no ha recibido la decisión de la FCO de la mejor manera.

Facebook informó en su blog oficial que no estaba de acuerdo con las nuevas órdenes de la FCO, alegando que el ente regulador interpreta de manera errónea los estatus de la GDPR de Europa y “socava los mecanismos que proporciona la legislación europea para garantizar estándares de protección de datos coherentes en toda la UE”.

Facebook declara en su blog entre otras cosas:

Si bien hemos cooperado con el Bundeskartellamt por casi tres años y continuaremos nuestras discusiones, no estamos de acuerdo con sus conclusiones y tenemos la intención de apelar para que la gente de Alemania sigue beneficiándose plenamente de todos nuestros servicios.

Según lo establecido por la FCO de Alemania, Facebook tiene un mes para apelar la decisión. Si el fallo es a favor del ente regulador, la compañía tendrá que asegurarse de que WhatsApp e Instagram no se combinen sin consentimiento en los próximos cuatro meses.

En la operación de su modelo de negocios, la empresa debe tener en cuenta que los usuarios de Facebook prácticamente no pueden cambiar a otras redes sociales. La única opción que tiene el usuario es aceptar la combinación completa de datos o abstenerse de usar el red social. En una situación tan difícil, la elección del usuario no puede considerarse un consentimiento voluntario.

No es la primera vez que Facebook es cuestionado por su inusual modelo de negocios, donde los usuarios reciben escasa información acerca de cómo se manejan sus datos. No obstante, Mark Zuckerberg defendió su posición recientemente alegando que muchos “no entienden el sistema”.

Caída mundial de WhatsApp impide enviar y recibir audios, fotos y videos

De momento no se conocen mayores detalles pero de resultar el fallo a favor del ente regulador en Alemania, estas medidas se aplicarán solo en ese país.

Sin embargo, muchos países podrían seguir su ejemplo, por lo que una vez más el futuro de Facebook se encuentra en el ojo del huracán y no sabemos si las ingeniosas respuestas del Sr. Zuck podrán “salvarle” esta vez.

Más en TekCrispy