Matt Hougan, director global de investigación de Bitwise Asset Management y presidente de ETF.com, se mostró pesimista con respecto al futuro de las criptomonedas al declarar que la mayoría de estas morirán durante una entrevista concedida a Bloomberg el martes 5 de febrero.

Hougan habló sobre la existencia de cerca de 2,000 criptomonedas, de las cuales el 95 por ciento están destinadas a morir. Sus palabras fueron:

“Creo que hay 2,000 criptomonedas, el 95 por ciento de ellas son inútiles y morirán una muerte dolorosa. Cuanto antes ocurra, mejor”.

Sin embargo, el jefe de investigación de Bitwise Asset Management, reconoce que a pesar de la muerte que considera inevitable, las cenizas resultantes del proceso podrían ser de utilidad para nuevos proyectos:

“Pero a partir de esas cenizas, si las llaman cenizas, me refiero a que las criptomonedas aumentaron un 300 por ciento en los últimos dos años, así que eso es cenizas. Son buenas cenizas. Pero a partir de esas cenizas, creo que se fusionarán cosas importantes. Al igual que de las cenizas punto com surgieron Amazon, Google, Facebook, etc.”.

Al hablar de las ICO, Hougan afirmó que muchas de las ICO eran una estafa y las personas implicadas deberían ir a la cárcel, aclarando que ello no implica que no hubiese propuestas legítimas.

Ahora bien, Hougan también ha declarado sentirse más optimista respecto a las monedas digitales que con la tecnología blockchain. Continuando con esta idea, hizo mención de los primeros días del internet en los que todos mostraban mucho entusiasmo con las intranets corporativas, mientras que se mantenían escépticos respecto al internet abierto. A ello agregó:

“Es lo mismo entre blockchains privadas y blockchains públicas. Las cadenas de bloques públicas que están abiertas y accesibles para cualquier persona necesitan un recurso criptográfico para funcionar. Y creo que a largo plazo, las tecnologías de acceso abierto tienden a ganar”.

A pesar de ello, considera importantes las blockchains privadas, resaltando como principal ventaja la liquidación de transacción de manera mucho más rápida y el registro de datos. Sin embargo, sigue considerando estas como “mejoras realmente modestas”.