De acuerdo con un reporte de Elementus, 3.2 millones de dólares robados durante el hackeo a Cryptopia ya fueron liquidados.

Según la compañía de información blockchain, los agentes maliciosos se valieron de varias casas de cambio para liquidar los fondos malhabidos, concentrando la mayoría de los mismos en EtherDelta.

Recordemos que el hackeo a la plataforma neozelandesa ocurrió el pasado 15 de enero, cuando se descubrió una brecha en su seguridad que desembocó en “pérdidas significativas”.

Dos semanas después del ataque, Elementus reveló que el ataque a la casa de cambio continuaba, y que hasta 17,000 billeteras de Cryptopia habían sido afectadas para una pérdida de hasta 1,675 ETH.

Notablemente, el reporte también indicaba que varias de las billeteras hackeadas continuaban recibiendo fondos a pesar de estar comprometidas.

La empresa también concluyó que los usuarios que continuaban depositando fondos en sus billeteras de Ethereum en la plataforma después del hackeo ya no tenían control de las mismas, pues este había pasado a manos del agente malicioso.

No obstante, Cryptopia aún no se ha pronunciado con  relación a esta materia, pues su última actualización sobre el hackeo se público día antes de los últimos hallazgos de Elementus.

Por otra parte, el reporte establece que la mayoría de las criptomonedas, que ya han sido liquidadas, pasaron a través de la plataforma de EtherDelta.

Irónicamente, EtherDelta había experimentado una situación similar hace poco, pues a fines del año 2018, la plataforma también sufrió una brecha en su seguridad después de que un impostor logró comprometer su dominio.

Asimismo, los problemas no terminaron ahí, pues la SEC presentó cargos formalmente en contra de Zachary Coburn – su fundador – por no registrar su plataforma como una casa de cambio de seguridades.

Además de EtherDelta, los hackers enviaron fondos a Binance, la casa de cambio de criptomonedas de mayor volumen en el mundo. Sin embargo, varios de esos fondos ya fueron congelados.

Escribir un comentario