Filipinas Criptomonedas

Filipinas está preparando un nuevo conjunto de regulaciones para el mercado de criptomonedas en el país. Este abarcará tanto la adquisición como al seguridad de las mismas.

Específicamente, el proyecto está siendo impulsado por la Autoridad de la Zona Económica de Cagayan (CEZA) de Filipinas. Este organismo publicó recientemente un conjunto de nuevas directrices para las criptomonedas en un intento de proteger a los inversores y que la industria tenga los incentivos suficientes para seguir desarrollándose.

CEZA es una corporación controlada por el gobierno encargada de administrar y supervisar el desarrollo de la Zona Económica Especial de Cagayan y Freeport. Aproximadamente 54,118 hectáreas de tierra para desarrollo principal se encuentran dentro de la jurisdicción de CEZA.

Bajo el nuevo marco, CEZA será la principal autoridad reguladora. Al respecto, Raúl Lambino, CEO de dijo: “Nuestro objetivo es proporcionar un conjunto claro de reglas y pautas que fomenten la innovación y, a la vez, garanticen el cumplimiento adecuado por parte de los actores del ecosistema. Esperamos que este conjunto de innovaciones regulatorias lleve al sector de activos digitales un paso más hacia la adopción y aceptación por parte de las instituciones y el sistema financiero tradicional “.

Club de fútbol londinense West Ham United lanzará criptomoneda

Estás nuevas regulaciones llevarán por nombre Oferta de Activos Digitales (DATO). La misma exigirá a los curadores de criptoactivos que proporcionen la documentación necesaria al organismo regulador. También contempla que los tokens deben estar listados en Exchanges offshore con licencia (OVCE). Las partes interesadas también deben tener acuerdos confirmados con los proveedores y custodios de Wallets acreditados.

También es importante destacar que, para ampliar sus regulaciones, CEZA trabajará con la Asia Blockchain y Cryptocurrency Association (ABACA), un organismo que aboga por la adhesión a las regulaciones necesarias en la industria de las criptomonedas. De esta manera, ABACA creará un ‘código de conducta’ y cualquier incumplimiento del mismo se informará a la CEZA.

Más en TekCrispy