La obesidad adolescente es un problema de salud importante, pero las vías y las consecuencias del sobrepeso crónico en esta etapa del desarrollo no se han estudiado bien.

En este sentido, un equipo de científicos de la Universidad de Sídney realizó un estudio que analizó las consecuencias del aumento de peso en dos etapas diferentes de la primera infancia, así como el impacto en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares en la edad adulta.

30 minutos de ejercicio matutino puede ayudar a bajar la presión arterial alta

Sobrepeso en los dos primeros años

La investigación reveló que los niños menores de dos años con sobrepeso, tienen un mayor riesgo de sufrir problemas cardíacos en la adolescencia, en comparación con los niños que aumentan de peso más adelante en la vida.

El estudio ofrece una oportunidad para identificar a niños pequeños de “alto riesgo” y para diseñar e implementar intervenciones de prevención a una edad temprana.

Para llegar a esa conclusión, el equipo de investigadores evaluó a un grupo de 410 niños desde su nacimiento hasta la edad de 14 años, registrando su peso, talla y circunferencia de cintura. En complemento, para 190 de esos niños, los científicos contaban con mediciones detalladas de colesterol, presión arterial y otros coeficientes.

El estudio descubrió que hay dos vías principales para la obesidad en la adolescencia: aumento rápido de peso en los primeros dos años de vida o aumento rápido de peso entre las edades de dos y cinco años, ambas con distintas consecuencias.

Los investigadores encontraron que el aumento de peso en los primeros dos años de vida persistió durante la infancia, provocando una mayor concentración de grasa abdominal y mayores niveles de colesterol en la adolescencia, independientemente de su índice de masa corporal (IMC).

Un factor de riesgo clave

Los investigadores resaltan que el hallazgo es importante porque la obesidad y los factores de riesgo cardiovascular en la infancia y la adolescencia, se asocian con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular más adelante en la vida.

La investigación encontró que los niños menores de dos años con sobrepeso tienen un mayor riesgo de sufrir problemas cardíacos en la adolescencia.

En referencia a sus observaciones, la doctora Jennifer Barraclough, académica en el Instituto Investigación Cardíaca de la Universidad de Sídney y autora principal de la investigación, comentó:

¿Por qué deseamos comer dulces cuando estamos estresados?

“El grupo de aumento de peso inicial tiene más grasa abdominal o insalubre que el grupo de aumento de peso posterior. La grasa alrededor del medio del cuerpo es un factor de riesgo clave para la enfermedad cardiovascular en la edad adulta”.

En conclusión, señalan los autores, estos los resultados pueden proporcionar una oportunidad para identificar a niños pequeños de “alto riesgo” y para diseñar e implementar intervenciones de prevención a una edad temprana, antes del desarrollo del colesterol alto y la acumulación de adiposidad centralizada, que se hace evidente en la adolescencia y aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca en la edad adulta.

Referencia: Weight Gain Trajectories from Birth to Adolescence and Cardiometabolic Status in Adolescence. The Journal of Paediatrics, 2019. https://doi.org/10.1016/j.jpeds.2018.12.034

Más en TekCrispy