Tesla adquirió Maxwell Technologies,en un acuerdo de USD $ 218 millones. Una asociación que podría permitirle al fabricante de vehículos eléctricos producir baterías más eficientes y duraderas.

Según menciona la fuente, esta adquisición de la empresa de almacenamiento de energía con sede en San Diego por parte de Tesla no es de extrañar, ya que, la empresa tiene mucha experiencia con las baterías tradicionales de iones de litio, un componente atractivo para cualquier compañía de automóviles eléctricos.

Ultracapacitores, el futuro de Tesla

Para nadie es un secreto que Elon Musk, Co fundador de Tesla ha estado interesado en la tecnología de los supercondensadores o ultracapacitores tambien conocidos como EDLC por sus siglas en inglés, ya que los mismos le proporcionarían mayor duración a las baterías de los vehículos de Tesla.

El componente secreto de los EDLC es un electrodo seco, que se presenta como una opción más factible y más rentable que la tecnología de electrodo húmedo que se implementa en la actualidad, ya que el electrodo seco permite aumentar el rendimiento de la batería.

Tesla planea lanzar servicio de taxis autónomos en 2020

Tesla comprará todas las acciones

Un portavoz de la compañía ha mencionado que la compañía siempre ha estado buscando adquirir tecnología que los lleve por el camino de la energía sostenible, y que esta compra forma parte de ello.

Siempre estamos buscando posibles adquisiciones que tengan sentido para el negocio y apoyen la misión de Tesla de acelerar la transición mundial a la energía sostenible.

La fuente destaca que Tesla planea cerrar esta compra en el segundo trimestre de este año, por lo que la compañía de Musk ha ofrecido comprar todas las acciones de la empresa, una compra que se realizará por aproximadamente USD $218 millones y que quizás llegará para complementar la asociación que en el 2015 realizó Tesla con Jeff Dahn, un destacado investigador de baterías de iones de litio y profesor de la Universidad de Dalhousie en Nueva Escocia.

Más en TekCrispy