Mientras Myanmar sigue siendo el escenario de una serie de conflictos étnicos y guerras civiles, Facebook continúa tomando medidas para evitar la propagación de discursos violentos en el país. A finales del año pasado, la compañía de Mark Zuckerberg prohibió al menos 425 páginas que promovían discurso de odio y violencia en la red social, incluyendo cuentas de Instagram que promovían el llamado a un derramamiento de sangre contra la comunidad étnica de Myanmar (antigua Birmania).

Ahora, Facebook ha cerrado las páginas de cuatro grupos armados de Myanmar: el Ejército de Arakan, el Ejército de Independencia de Kachin, el Ejército de la Alianza Democrática Nacional de Myanmar y el Ejército de Liberación Nacional de Ta’ang. Hasta el momento, ninguno de estos grupos, que conforman la Alianza del Norte de grupos armados, ha firmado el Acuerdo de Cese al Fuego propuesto por el gobierno. A través de un comunicado, Facebook dijo:

Hay pruebas claras de que las organizaciones que estamos prohibiendo hoy han sido responsables de los ataques contra civiles y han participado en actos de violencia en Myanmar, y queremos evitar que usen nuestros servicios para aumentar aún más las tensiones en el terreno.

La prohibición de estas páginas coincide con el crecimiento de la violencia en el norte de Rakhine, luego de que los grupos armados atacaron a los cuerpos policiales y asesinaron a 13 oficiales. Esta situación generó una ola represiva por parte de los Tatmadaw, un grupo que ha logrado desplazar a cerca de 5,000 personas de sus residencias.

Slack termina con sus políticas de arbitraje forzoso para impulsar identidad de inclusión

Durante el último año, Facebook ha intensificado sus esfuerzos para mejorar la reputación de la compañía en Myanmar a través de la optimización de la rapidez con que se eliminan las publicaciones ofensivas, así como también con su equipo revisores humanos que hablan el idioma del país asiático.

Más en TekCrispy